Estampas

4083

Lunes, 7 de octubre de 2019

Fui al policlínico me dolía algo ya no recuerdo qué y la doctora de siempre no estaba y en su lugar una doctora cubana y la expresión y la jerga correspondiente y le digo lo que me pasa pero ella no se da por enterada y me pregunta ¿eres cubano?, ¡no! respondo y pongo cara de espanto y ella se queda en silencio espera que yo añada algo no sé qué pero yo no añado nada yo pienso ya no se puede salir de la casa sin tropezar con uno de ellos son una plaga. Por cierto hablando de plagas ayer leí un documentado y científico artículo que planteaba que el SIDA llegó a NY procedente del Caribe, me hizo reír un poco el artículo todo el mundo sabe que el SIDA con toda seguridad lo trajeron a la isla los soldados cubanos desde Angola y otras partes de África y (esto lo digo yo) la dictadura mandó muy probablemente algunos enfermos en plan arma biológica a NY la dictadura todo lo ve como una batalla contra el Imperialismo, lo mismo hizo la dictadura con la cocaína el plan era inundar de cocaína USA. Y que los USA no hayan invadido o al menos lanzado un fulminante bombardeo selectivo sobre esa isla llena de chusma asesina, santocielo en qué mundo de mierda vivimos.

4082

Domingo, 6 de octubre de 2019

Sigo organizando papeles y he encontrado esta fotografía tomada en NY serían los años ochenta uno de esos viajes que hice desde Miami en aquella época ya he engordado y parezco una persona más o menos y Reinaldo tiene ese aire juvenil que conservó casi hasta el final y el pelo muy crespo y hasta puedo sentir mirando la foto el olor a Oil of Olay con el que se embadurnaba. Al fondo se ve el río supongo que estamos camino de la terminal de ómnibus de la 42 avenida. Era el NY epicentro de la gran pandemia que se lo llevó pero gracias a esta foto ahí estamos otra vez en medio de la calle y ahí seguiremos juveniles y hasta invencibles cuando yo también me vaya.

4081

Sábado, 5 de octubre de 2019

Sueño y despierto inquieto en la madrugada me levanté a orinar y me dolía la cabeza a veces se me tupe la nariz por la noche y no me entra el oxígeno bien al cerebro me dijo hace años un médico no recuerdo casi nada del sueño o los sueños un paisaje desolado en medio del benéfico olvido, tal vez. Desayunando, leo una entrevista que Lucas Lírico le hace a la Premio Nobel Aleksiévich. Dice alguna tontería Aleksiévich lo del alma y eso pero en general bien. No he leído a Aleksiévich por mi rechazo a todo lo ruso pero la leeré en las formidables traducciones de mi amigo Jorge Ferrer es probable que los libros de Aleksiévich sean mejores en las traducciones de Ferrer que en ruso. No exagero, eso sucede por ejemplo con Saint-John Perse que es mucho mejor poeta en las traducciones de Lezama Lima que en francés. El día feo y gris y aprovecharé para leer tengo muchas lecturas atrasadas y también escribiré trataré de adelantar un poco al menos un par de páginas un relato largo muy vengativo que estoy escribiendo la quintaesencia de la venganza, diríase.

4080

Viernes, 4 de octubre de 2019

No quiero que sigan pasando los días sin decir (me pasa con frecuencia de un tiempo acá que quiero escribir algo es decir mi cerebro escribe algo pero yo no lo escribo al momento por un motivo u otro y poco a poco lo escrito es sepultado por otras cosas que mi cerebro escribe y al final no escribo lo que quise escribir y lo olvido) que el domingo pasado fue un día perfecto lubricado de la mejor manera desde el amanecer y a partir de ahí todo fue existiendo en una nota jubilosa y la textura del día era esponjosa y grata (lo esponjoso no siempre es grato) lo sé porque metí los dedos varias veces en esa textura del día y lo sentí: grato. Lo esponjoso remite a nuestra mortalidad y a la podredumbre pero no en este caso en este caso me llevaba a una esponjosidad regocijante y prístina y hasta acaracolada. Un día es siempre de alguna manera una ocasión perdida pero el domingo pasado no: nada que alcanzar nada que desear nada que mejorar nada que lamentar nada que llorar ni añorar el domingo pasado y duró hasta que ya tarde me acosté y acomodé la cabeza un par de veces en la almohada como acostumbro y cerré los ojos y sonreí antes de entrar en la oscuridad y mi cerebro me dijo: eres feliz. Y esto es lo que no quería que se perdiera que se quedara sin decir.

4079

Jueves, 3 de octubre de 2019

Veo el programa de la Feria del Libro de Miami. El programa (en lo que a Cuba concierne) un programa de las dos orillas a la medida de Padura mensajero oficial del castrismo en la cárcel de Lula y en los salones miamenses. Poco a poco la Feria ha ido sucumbiendo a la marea de las dos orillas, de la reconciliación, del pasemos página, o dicho más claramente a la estrategia castrista de colonización. Colonizar Miami, la ciudad de sus víctimas y sus enemigos ha sido para el castrismo una operación crucial que ha rendido sustanciosos frutos. Miles de millones de dólares anuales ordeñados al exilio, por no hablar de lo más importante: la exportación del envilecimiento castrista a Miami. Queda poco ya sin colonizar y el ambiente es de resignación entre las víctimas y de desfachatez entre los triunfales y zafios invasores. No es que Miami fuese nunca una plaza cultural, pero era una plaza moral. Y en lo referente a la cultura, había gente seria, profesional, leída, que continuaba alimentando esa trama de belleza, honor e integridad a la que llamábamos cultura cubana. Hoy ya esa trama ha sido barrida por la vulgaridad castrista, como fue barrida de la isla, deliverada y brutalmente, desde los primeros años. El castrismo no es una ideología, es la zafiedad en el poder. Caen las últimas almenas y la alta Cuba que fue sólo sobrevive en la memoria y en la resistencia de los últimos cubanos libres. Cuando ellos mueran la luz de toda una época se apagará.

4078

Miércoles, 2 de octubre de 2019

Eros y política (Marta Rovira)

La señora Rovira ha engordado en su exilio caviar en Suiza y se ve mejor, más matrona, aunque su rostro de institutriz inglesa y ríspida se mantiene incólume. Pero. Quién no ha soñado con ser abusado por una de esas (en nuestra imaginación) siempre perversas y depravadas institutrices inglesas y sus gafas. La fantasía de la institutriz inglesa es muy común y derriba muchas barreras.

A mí en cierta época me dio por fantasear con institutrices inglesas, preceptoras alemanas y otros fetiches sexuales dominantes y en las fantasías siempre yo era un jovenzuelo inexperto e inocente y estas mujeres aparecían uniformadas calzaban botas altas y portaban toda suerte de adminículos para doblegar al díscolo varón. Y tetas descomunales, indefectiblemente. Porqué estas fantasías. Ni idea. Pero me lo pasaba genial a merced de esas féminas lascivas, me encantaba ser su objeto sexual. Me encantaba ser un objeto sexual. Todavía me encanta. Creo que a todos (¡y todas!) nos gusta. ¿No?

Pero ay, me he desviado. La señora Rovira, engordada y todo no alcanza los niveles eróticos de las institutrices de mis fantasías, pero aún así, tiene lo necesario. Creo que con el correspondiente uniforme de oficial de la KGB o la Gestapo podría llegar a ser la institutriz inglesa de nuestros sueños.

La señora Rovira trae a la política española la fantasía de la institutriz depravada la cara de arpía a la fuga y el deseo juvenil de ser abusado por una mujer mayor y autoritaria que nos hace comer toda la papita disciplinadamente antes de someternos a prácticas sexuales no por humillantes menos placenteras.

4077

Martes, 1 de octubre de 2019

Eros y política (Andoni Ortuzar)

Veo una foto reciente del señor Andoni Ortuzar en uno de esos mítines racistas y antiespañoles tan vascos y lo primero que pienso es ¡cómo le ha crecido a este hombre la panza y el culo desde la última vez que lo vi! El doble de culo y el doble de panza. Qué vida. El clásico parásito político vasco. En España no hay negocio más lucrativo que el soberanismo (así llaman en España al golpismo independentismo y racismo catalán y vasco). Y por crecer hasta la calva le ha crecido a Ortuzar, me digo.

¿Eros y el señor Ortuzar? Se preguntarán ustedes. ¡Pero si parece un chancho atragantado!, dirá algún extremista. Pero. Aquí el experto soy yo, y tengo que contradecirles. Lo del sexo y el erotismo es muy raro. Y hasta tipos como el señor Ortuzar tienen su rinconcito en ese proceloso mar en el que navegan los personajes no digamos ya feos sino hasta repugnantes a la vista y al tacto como el señor Ortuzar. ¿Y cuál es ese espacio? El de las mujeres (y los hombres) que ven el sexo como una especie de castigo, de humillación. No son muchas, creo, pero las hay. Y ahí florece la oportunidad de seres como el señor Ortuzar. Porque si una mujer necesita sexo humillante sexo en el que se vea castigada y degradada sexo en el que se sienta la última basura del mundo porque en eso encuentra placer y allí se redime y expía algún oscuro pecado, el hombre perfecto para ella es el señor Ortuzar.

Andoni Ortuzar trae a la política española el doble culo y la doble panza del parasitismo clásico vasco el erotismo como castigo el sexo como acto de expiación y la confirmación de que aún el más repugnante de los seres puede hallar (sexualmente) su media naranja.

4076

Lunes, 30 de septiembre de 2019

Hace unos días un Tadeu mencionó a Batista entre los dictadores en ejercicio en 1945, un error. Cualquiera comete un error. Pero. Comento esto porque percibo que para muchos españoles en su perenne fantasía izquierdista hay una Cuba batistiana y otra Cuba de la Revolución castrista (ay, necesaria): eso los hace felices. ¿Cuál es la razón de este imbécil reduccionismo? No lo sé. Pero. Sospecho que así se sienten superiores y ponen en su sitio a los indios y mitigan la vergüenza comparativa de que en Cuba en 1945 hubiese, bajo el presidente Ramón Grau San Martín y al amparo de la formidable Constitución de 1940, una democracia con todas las garantías y libertades, mientras que España se adentraba en un período de cuarenta años de dictadura y la tasa de analfabetismo español era el doble de la cubana. No hay una Cuba ni una República batistiana a la que sigue la Revolución Liberadora, a ver si se enteran de una vez, hay una Cuba y una República democrática con sus corruptos y sus ladrones como los hay hoy en la democracia española, con la diferencia de que aquellos corruptos y ladrones robaban en la democracia cubana de 1945 mucho menos de lo que roban los corruptos y ladrones en la democracia española en 2019.

4075

Domingo, 29 de septiembre de 2019

Eros y política (Rocío Monasterio)

El mayor problema erótico de la señora Monasterio es lo cubano. Nació en Cienfuegos, y eso es algo difícil de superar. La madre de la señora monasterio, por suerte para ella, era española y así pudo escapar siendo una niña de la infección castrista. Pero. El padre de la señora Monasterio era cubano y eso ya la contamina de forma irremediable. No se trata de nada ideológico, la señora Monasterio es una anticastrista formidable, se trata del virus de la cubanidad que todo lo arruina y lo rebaja. Es como ser alemán, siempre serás un poco nazi si eres alemán. Así, los cubanos siempre serán capaces de convertir en un relajo y en un espanto y en una vulgaridad y en un horror hasta el mismísimo Paraíso. Los cubanos en el Paraíso se comerían la serpiente, Adan saldría maricón o quién sabe lo que harían.

La señora Monasterio es una mujer atractiva, talentosa, instruida, y todo eso es muy erótico evidentemente. Es además una mujer de negocios como se dice una triunfadora al estilo americano y todo eso la favorece y favorece su caudal sexual. Podría llegar a ser la Dama de Hierro que la política española necesita desesperadamente. Está eso cubano de lo que hablaba al principio, cierto. Pero como los españoles han convertido Cuba en su principal prostíbulo y han demostrado un enorme apego a la vulgaridad votando a Podemos a Colau o a Errejón, hay que pensar que tal vez lo que yo califico como problema en la señora Monasterio, para el español común resulte de lo más seductor.

La señora Monasterio trae a la política española la belleza contaminada genéticamente y una presencia de mujer hecha a sí misma, enérgica y sutilmente varonil que yo imagino (es actualmente una de mis más preciadas fantasías) reclutando a Torra, Urkullo y Sánchez para hacer un trío en una peli porno; trío al que sorpresivamente se incorporaría Bartolo Tres Patas el bugarrón preferido de Raúl Castro. Sólo por provocarme esa fantasía hay que votar por ella.

4074

Sábado, 28 de septiembre de 2019

Eros y política (Laura Borrás)

Marta Borràs es la mujer elefante de la política española. Se la ve en las fotos y efluvios literarios y cinematográficos invaden nuestro cerebro: Gargantúa, el Cíplope de la Odisea, Tantor el elefante de Tarzán, la Venus Hotentote. Tengo un amigo que es homosexual pero nunca pierde la oportunidad de un ocasional encuentro carnal con una de estas mujeres elefante. Mis paquidermos, les llama cariñosamente. Le encantan. A mí también. Tienen algo monumental que impresiona y cautiva. No abunda, desafortunadamente, este tipo de mujer, por eso son tan cotizadas. La mujer elefante es como una mezcla perfecta de apisonadora y anaconda: te aplasta y te traga a la vez. Y como todos sabemos, que te aplasten y te traguen sexualmente es el Nirvana del sexo masculino, el sueño de todo hombre que añora regresar al Paraíso del que salió, que sabe lo que es verdaderamente el sexo: un regreso.

Borràs es independentista a sueldo de los ciudadanos españoles como todos los independentistas y golpistas de las provincias españolas, así que de su cerebro ha de esperarse y se espera poco, guturalismos folclóricos, cagarrutas sentimentales, exhortación a la danza ritual y a la sacralización del encaramarse unos encima de los otros, ese tipo de cosas. Pero. Como digo una y otra vez, ¿cuándo ha detenido eso a un hombre decidido o necesitado?

Marta Borràs trae a la política española la mujer elefante del circo antiespañol catalán el macho felizmente aplastado y devorado la cagarruta mental ignorada en aras de un bien mayor y una macrofilia que no por rara resulta menos apasionante.

« Anteriores Más recientes »

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019