Estampas

4840

Jueves, 18 de noviembre de 2021

Como mi libro es un río (que va a dar a la mar del erotismo español y a la grotesca mueca que es actualmente la política española) no se detiene, el destino de los ríos es fluir incansables. Así mi Eros y política. En consecuencia, aquí les dejo la eropolitización correspondiente a la señora Cuca Gamarra. Seguimos.

Eros y política (Cuca Gamarra)

Tuve una novia hace mucho tiempo que se llamaba Cuca, o le decían, nadie se llama Cuca, y tengo muy buenos recuerdos sexuales de ella. Era una de esas mujeres soeces de aspecto y contenido que suelen ser espectaculares en la cama. Si te gusta eso, claro. A mí sí. Que te digan ¡párteme en dos, papi!, ¡ahora, ahora, te la voy a dar toda!, y cosas así. Les digo esto porque, en teoría, debería ver con buenos ojos, eróticamente hablando, a la señora Gamarra. En mi imaginario erótico las Cucas ocupan un lugar cimero. Pero. Ay.

Tengo la sensación, con toda seguridad infundada, de que retozar físicamente con la señora Gamarra debe ser como revolcarse en un montón de asbesto. Como masticar pladur. Algo muy desagradable. El mayor problema de la señora Gamarra, presumo, es que resulta posible que pertenezca a ese género de mujeres tan amargadas que la amargura les llega hasta al mismo órgano sexual. Padecen de lo que he dado en llamar, síndrome del coño cejijunto. Entraña cierta dificultar ayuntarse con mujeres que padecen este síndrome porque, a los pitos en general, les atemoriza. Temo que me pegue una dentellada, me ha dicho el mío al enfrentarse a uno de estos coños. Y eso que mi pito no se anda con chiquitas, como es fama. La señora Gamarra es capaz de amargar con su sola presencia una bañera llena de la famosa miel de la Ópera Garnier de París, ¡a cincuenta metros! Y, como si este don amargador arrasador fuera poco, la señora Gamarra tiene, nadie me discutirá eso, cara de conserva caducada.

La señora Gamarra trae a la política española la cara de conserva caducada el síndrome del coño cejijunto el revolcón montón de asbesto, el masticar pladur y el amargor arrasador capaz de amargar una bañera llena de la famosa miel de la Ópera Garnier de París ¡a cincuenta metros!

4839

Miércoles, 17 de noviembre de 2021

Ayer dije Cayetana Álvarez de Toledo e Isabel Díaz Ayuso, pero creo que es bueno añadir al regio dúo a la señora Macarena Olona. La señora Olona añadiría un inestimable nivel de pasión y de necesario lenguaje recto a la soñada conjunción Cayetana-Ayuso. Gran cerebro, gran carisma y gran pasión y lenguaje recto, confluyendo. Serían el remedio que necesita desesperadamente el cuerpo corrupto y comunistamente infectado de la política española. Y qué decir, al margen de los talentos políticos, del elemento estético (tan importante, lo primero que hay que derrotar para llevar a un país a la ruina, la bobalización y al fanatismo, es la estética) que alcanza en estas mujeres, de acendrada belleza y gran pujanza erótica, la cúspide. No me repetiré aquí, porque todo está dicho en Eros y política donde sus retratos alcanzan la rara categoría de baba sagrada.

Yo, sí me guían estas mujeres, atravesaría a pie y descalzo el Infierno y estaría dispuesto a enfrentarme a cualquier hueste infernal.

4838

Martes, 16 de noviembre de 2021

Lo de España, ay, parece que no tiene remedio. Porque el problema de España son sus dos principales partidos. Los dos principales partidos españoles son la peste. Son los mayores enemigos de los españoles libres e iguales. Desde el inicio mismo de la democracia trabajan contra los españoles libres e iguales. Son los mejores aliados, hoy, de los enemigos de los españoles libres e iguales, ya sean comunistas (y agrupe esa palabra toda la podredumbre izquierdista y socialista española) o nacionalistas racistas tribales. Tal vez una iniciativa política de la naturaleza de Libres e Iguales, que tuviera al frente a Cayetana Álvarez de Toledo e Isabel Díaz Ayuso (conjunción de gran cerebro y gran carisma) conseguiría salvar España. Pero. Para eso habría que contar con que el votante español se despojara de su apabullante sentido de manada. Es decir, que pensara libremente.

Lo veo difícil.

4837

Lunes, 15 de noviembre de 2021

Pablo Casado era Pablo Casado, conservaba cierta entidad, antes de la entrevista de Cayetana Álvarez de Toledo en El Mundo. Pero. Después de la entrevista de Cayetana, Pablo Casado es otro Pablo Casado. Un Pablo Casado que sólo es concebible a la luz de la entrevista de Cayetana Álvarez de Toledo. Pablo Casado ya sólo puede ser visto y comprendidod a partir de esa entrevista. Por lo tanto, diríamos, que es un Pablo Casado d. C. (después de Cayetana).

Y para celebrarlo lo mejor es dejar aquí las páginas 32 y 33 de mi libro Eros y política. Definen de la mejor manera al Pablo Casado d. C., que nos ha regalado gentilmente Cayetana.

4836

Domingo, 11 de noviembre de 2021

Mientras me preparo estéticamente para ocuparme de las costillas de ternera al horno, leo un artículo de Espada nuestro primer Espada. Espada es el indiscutible príncipe del periodismo español. Y eso a pesar de que, como cronista de viajes y pitanzas (y en general, vida) sería mucho mejor, es mejor quiero decir ya lo ha demostrado (Ebro/Orbe, esa obra maestra), el periodismo se da mucho balijú pero a fin de cuentas sólo es literatura de segunda. Yo siempre he planteado y planeado (un viejo sueño) ocuparme en estos viajes deseados por Espada de la parte carnal, del hambre sexual y la baba masculina, ser el que se mete en los charcos la parte dionisíaca del periplo. Saldrían grandes libros, creo, pero en el mundo sobran putos pero siempre faltan financistas. Espada rasca en su artículo la costra de Dios de la carta de los padres de la niña muerta accidentalmente, por deseo de Dios que sabe lo que hace, según los padres, y somete a la luz de la razón el fanatismo y la irracionalidad de una prensa y una sociedad dispuestas a aceptar cualquier fantasía con tal de que alivien su cobardía y su miedo a la muerte.

También en el diario de hoy una formidable entrevista con Cayetana Álvarez de Toledo. Pero. Cayetana debió votar en contra.

4835

Sábado, 13 de noviembre de 2021

Cuando los traductores de bable (¿qué coño será el bable?) sean ley y legión en el Congreso de los PartiDiputados (en esos tiempos ya se le llamará por su verdadero nombre) y el catalán, el gallego y el ruido de entrechocar de piedras conocido como euskera sean lenguas nacionales, y se haya prohibido y penado el uso del español, haré voto de silencio indefinido es decir hasta la muerte, no me rebajaré a usar esas jergas. Me retiraré con mis perros y mi gato negro (las mejores personas que he conocido) y las cenizas de mi niño amarillo a una cabaña lejana y recóndita a pesar de odiar el campo y odiar en general la Naturaleza, y me dedicaré a leer y a escribir no piensen que se librarán de mi. Esta vez no huiré a otro país, estoy cansado de huir; me dedicaré a escribir mi última novela que será una parodia de Fahrenheit 451 pero en mi novela quemarán a los que usen el idioma degenerado y opresor (español), y quemarán los libros en español, claro está. Viviremos por entonces en un mundo de felices lacayos y de gozosos esclavos en un mundo de todos y todas putas. Mi novela la escribiré en español, naturalmente. Aunque no la lea nadie, no me debo a los lectores a qué tarado a qué subnormal se le puede ocurrir eso. Sólo me debo a la vida, y al movimiento. Yo no he venido aquí a obedecer, ni a respetar.

4834

Viernes, 12 de noviembre de 2021

Por lo de la renovación (es un decir) del llamado poder judicial escucho la palabra dignidad en boca de algunos políticos. A los políticos les encanta la palabra dignidad. Ahórrense la cháchara. En España ningún político tiene dignidad. La pierden en el momento en que aceptan la llamada disciplina de partido y votan según la disciplina del Partido y, en ocasiones, contra sus convicciones. La política de Partido es básicamente indigna porque pone los intereses del Partido por encima de los intereses de los ciudadanos. Un ciudadano, que como político tiene la obligación de defender y proteger a los ciudadanos españoles libres e iguales, traiciona su deber ciudadano y decide ser primero militante es decir ponerse el dogal del Partido. Los Partidos se reparten los más altos tribunales que vienen a ser casas de putas de los Partidos. En los altos tribunales no hay independencia judicial, lo que hay es putas de los Partidos. Los Partidos y sus jueces no se deben a los ciudadanos sino al Partido que tiene acceso al cofre del Tesoro Nacional. Esa es la realidad de la llamada alta justicia española. Y de la política española. La política española es una lucha de Partidos por controlar el acceso al cofre del Tesoro Nacional. Puteros y putas del Partido y cofre del Tesoro Nacional. Eso es todo.

4833

Jueves, 11 de noviembre de 2021

Veo el anuncio o tráiler de una película de fantasía supuestamente infantil, me llama la atención Angelina Jolie que hace de bruja o de hada. Bueno, me quedo mirando por la Jolie siempre es un placer verla esa boca y, aparece Alicia la de Barrie y las maravillas, ¡y es negra! Y poco después se reúne con Peter Pan, ¡que es negro!; mi amado Peter Pan, negro. Quedo espantado. La imposición racial en el cine y en la tv avanza desbocada y alcanza, como en este caso, tintes esperpénticos. Podría decir aquí que yo nací y crecí entre negros, y que me enteré de que existían los negros (los negros cubanos para mí eran cubanos y nada más) cuando llegué a USA. Pero decirlo sonaría a justificación, y no hay que justificarse nunca. Si los creadores hubieran querido que fuesen negros, serían negros, pero los crearon blancos. Cambiar eso por presiones del neo ku kluk klan cultural negro, es como que esa pobre joven subnormal, Greta, sea un símbolo de la lucha contra el supuesto cambio climático, una idiotez suicida. Cuando Mel Gibson o Tom Hanks hagan de Martin Luther King en películas o teatros, entonces podremos hablar de un Peter Pan negro o de una Alicia negra. O de una Ana Bolena negra, ya que estamos. ¿Es que ya no queda nada respetable? ¿Ni siquiera las obras maestras? ¿Es que sólo cabe ya denunciar y despreciar a los racistas blancos, pero no a los negros?

Dejen en paz a Peter y Alicia, tarados. Si hay algo sagrado en nuestro sucio mundo, son ellos.

4832

Miércoles, 10 de noviembre de 2021

Veo que unos bolivianos un día señalado de los muertos o así, sacan las calaveras de sus seres queridos (sí, guardan las calaveras en sus casas o en un nicho accesible en el camposanto) y les dan de comer, de fumar y de beber y las engalanan de muy diverso modo y las pasean en una especie de procesión; son muy milagrosas, dicen, y alzan la cabeza al Cielo y a Dios. Llenos de Fe. Una entrevistada dice mi tiíta es muy milagrosa me concede lo que le pido y muestra la calavera de la tía con su peluca y todo. A ellos, nuestros difuntos, confiamos nuestro futuro, añade. Así les va. Pero lo mejor es el tono de la señorita (es un decir) de la tv que hace el reportaje, los ditirambos a la crema que va soltando qué cosa cultural qué belleza amorosa qué autóctona sentimentalidad qué emoción, clama la señorita ante el grotesco espectáculo. Y yo, mientras, voy pensando qué horror qué salvajismo cuánta ignorancia, para lo que ha quedado el periodismo, para embrutecer más a la gente para sumirlas aún más en el oscurantismo la superstición religiosa y para cantar loas a su atraso.

Y, al hilo, no sería honesto si no dijera aquí que esta carta tiene para mí un tufo obsceno.

4831

Martes, 9 de noviembre de 2021

Reviso mi novela (o lo que sea) Cinco cervezas y pienso terminar hoy o mañana de reescribirla, adecentarla, y de algún modo actualizarla un poco y dejarla lista para su reedición. La primera estuvo a cargo de la desaparecida editorial Poliedro y su editora Julieta Leonetti, la mejor editora que he tenido. Julieta editó y publicó además mi Gimnasio. Emanaciones de una rutina, un libro que nadie hubiera publicado en su momento, 2001, y que hoy, veinte años después, nadie publicaría. Los grandes editores han desaparecido, sólo quedan editores medianos y pequeños. La censura de género, la censura de lo políticamente correcto y la censura racial avanzan veloces y las élites intelectuales huyen aterrorizadas. Salvo gloriosas excepciones, los escritores (de los pintores mejor no hablar) siempre han sido una panda de cobardes y baratos mierdecillas.

Cuando termine de trabajar en Cinco cervezas, la publicaré en Amazon, el mejor editor hoy en día para mi trabajo, menos mal que existe Amazon. Es cierto que tiene el problema de que no distribuye en librerías, pero estará a la venta en Amazon, que es bastante. Y paga mejor Amazon, y su gestión de tu dinero es mucho más transparente, cosa muy importante. Con los editores digamos convencionales no se cobra nunca o se cobra siempre tarde y menos y mal y nunca sabes cuántos de tus libros realmente han impreso. Para la mayoría de los editores los escritores son putas baratas, ni siquiera putas de lujo; aunque ahora que lo pienso sí que algunos escritores son putas de lujo. Me alegro por ellos. De tener que ser puta yo escogería ser puta de lujo, sin duda.

Después, creo que trabajaré en Gimnasio y así iré poco a poco publicando en Amazon todos mis libros, o al menos los que aún me interesen. Lo importante es que los libros queden en algún sitio cuando yo reviente aunque sé que en el fondo todo es lo mismo. Pero.

« Anteriores Más recientes »

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019