Estampas

4209

Lunes, 10 de febrero de 2020

A veces me pregunto si las mujeres tienen un sentido de solidaridad de género del que carecemos los hombres. Esas manifestaciones multitudinarias que vemos en España, en defensa de una mujer o de temas que conciernen a la mujer como género, son ajenas a los hombres, a lo masculino. No sé si esto obedece a una pulsión genética, a un tipo de hermandad fundamentada en el gestar y en el parir. Lo mismo se da esa solidaridad lo he notado en una mujer de gran inteligencia y preparación profesional una mujer eminente que en una mujer de inteligencia promedio y someramente alfabetizada. Las mujeres suelen tomar partido por las mujeres. Lo que no quita que puedan ser y sean feroces cuando compiten por un hombre o por cualquier otro motivo. Esa solidaridad a la que me refiero, en sus expresiones extremas, llega a presentar rasgos de racismo de género. Un fenómeno social nuevo, hasta donde sé. Un fenómeno social incentivado, promovido, financiado e ideologizado por la izquierda española. Los hombres no practicamos la solidaridad de género. Nuestra solidaridad, creo, no está relacionada con que el depositario de esa solidaridad sea hombre. Es posible que la solidaridad femenina de género, como asunto antropológico, al margen de la ruin estrategia política de la izquierda española, haga a las mujeres superiores. Más “humanas”, más empáticas, más fraternas. Pero.

4208

Domingo, 9 de febrero de 2020

Ayer es decir hoy ya tarde en la cama me dio por meditar algo que está muy sobrevalorado y que no hago nunca porque atrofia el cerebro y envilece el talento porque meditas siempre desde un marco, desde un amansamiento previo desde una cobardía y desde una sumisión, y llegué a la conclusión verdadera e inapelable de que el único sentido del acto de escribir de la escritura honestamente encarada es insultar, insultar todo burlarse de todo de ti mismo (lo más difícil, somos animalitos espejo) y de la alimaña humana siempre ridícula y patética y siempre éticamente oportunista y creída y mierdecilla y siempre tan imbécil. Y. Allí en la cama, tarde. Concluí además que todo el que hable de su Identidad de cualquier tipo de Identidad que lo incluye es definitivamente subnormal y poco fiable tan poco fiable como un izquierdista que son como se sabe los miembros de una tribu la tribu con mayor capacidad para chuparse la propia polla ¡siempre llegan! hasta de pie en medio de un campo de exterminio soviético o en una granja para maricones cubana ¡llegan! se la chupan y eso despeja sus almitas tribales ¡llenas de Identidad! y les otorga una paz envidiable. La misma paz envidiable que se tiene yo mismo a los que creen en Dios. Pero. A lo importante el sentido de la escritura qué sosiego al constatar lo del insulto y la burla como gran sentido del acto de escribir ya yo vengo insultando y burlándome de mucho nunca lo suficiente pero lo hacía de una manera impulsiva y algo limitada porque así me salía del cerebro algo en mi cerebro me decía por aquí por aquí por aquí es por aquí, creo que a partir de ahora insultaré mejor. Pertenecer es traicionarse es lo que vengo a decir.

4207

Sábado, 8 de febrero de 2020

A veces el perro dormido gime. Se le agitan los párpados y el pelo del lomo le ondula como si por debajo le pasara una serpiente y su respiración se hace entornada. Los gemidos que emite tienen un poco de paraje artero y otro poco de fetal indefensión. Yo aparto los ojos del libro y lo miro y veo al perro, que es mi perro negro el más musculoso esbelto y veloz el más animal de presa de la reminiscencia de ser un animal de presa quiero decir, atravesando unos prados llenos de una niebla de cristal yo antes podía entrar a esa niebla de cristal pero algo me ha pasado y ya no puedo. Esa niebla es a veces blonda e infantil en los gemidos del perro y a veces la niebla misma es el perro, pero, cuando eso sucede sé que la niebla intenta engañarme. Entonces me quedo quieto escuchando sólo los gemidos del perro porque temo que si la niebla sabe que la veo, que sé que está ahí, se tragará a mi perro y quedará atrapado para siempre en esos prados colmados de niebla que me están vedados. Así que permanezco inmóvil hasta que su respiración se sosiega y sé que ha regresado y sólo entonces me atrevo a mirarlo otra vez y regreso a la lectura.

4206

Viernes, 7 de febrero de 2020

Leo mucho, pero se me acumulan las lecturas. Acabé los poemas de Ocean Voung y estoy leyendo su novela (mejor que sus poemas pero a veces se pasa de azúcar), tres libros de Ingeborg Bachman (dos terminados) una especie de Bernhard pero sin punta y sin filo, termino el de Scruton (del que leeré más, todo posiblemente) un libro alimenticio un libro limpia telarañas, leí el de Alain Corbin del silencio muy bonito y el de Finkielkraut (del que leeré más, todo si es posible) y estoy leyendo otro de Goldberg sobre los asesinatos en masa que comienza un poco we are the world we are the children, pero que va despegando. A la espera otro de Goldberg sobre el papel de la Iglesia en el Holocausto que promete mucho la Iglesia siempre de parte del último asesino y del más connotado hijo de puta. También esperan además los turcos de Enrisco y uno de Reguera Saumell cada vez me cuesta más el tema cubano. Y aún las Reflexiones sobre la Revolución en Francia de Edmund Burke y Naufragios de Cabeza de Vaca (relectura) y algo de Bernhard (una cosita pero algo es algo) que voy dejando y dejando para después porque no quiero terminar de leer a Bernhard siempre quiero que me quede algo sin leer de Bernhard. Ya no leo como antes como cuando era niño. Pero.

A veces pienso que lo único que me ha interesado verdaderamente en la vida es leer.

4205

Jueves, 6 de febrero de 2020

Leo a nuestro primer Espada, por la muerte de George Steiner que ha dejado unas cartas donde (dice) sí que cuenta su vida real. Hay que esperar hasta 2050, así que nunca leeré esas ya famosas cartas de la vida real de Steiner. Me hubiera encantado leerlas. Tiene razón Espada, posiblemente sean lo mejor de la obra de Steiner esas cartas donde intentó, repito, intentó, escribir lo real.

Hay una distancia insalvable entre lo real y lo escrito. Yo no creo que se pueda escribir lo real. Los relatos verídicos no existen. ¿Dónde están? Léautaud, sí, se acercó. Pero. ¿Quería follarse a su madre Léautaud? No lo sé, sólo hay insinuaciones. Literatura. Claro, tenemos que escribir como si existieran los relatos verídicos; es como lo del libre albedrío. Sabemos que no existe, pero es imposible vivir sin la ilusión de que existe. Y luego está la realidad de los otros, los que forman parte de tu vida. ¿Tienes derecho a escribir su realidad porque es parte de la tuya? Ese es un problema capital tal vez insuperable, por motivos éticos ¡y legales!

También, creo que hay una enorme vanidad en lo de los secretos dejados a la posteridad. ¿A quién le importarán de aquí a cincuenta años? Para no hablar de que el tiempo irá cambiando ¡reescribiendo! el texto demorado. Lo honrado es decir a todos (a las pocas personas que leen, se entiende, y que saben que existe y hasta quizás se interesen por el escritor) lo que crea el escritor que tiene que decir, mientras vive. Cuando aún puede sufrir las consecuencias por lo que ha escrito, ¿no quería realidad? Después de muerto, uh. Sin un cuerpo vivo detrás la escritura es, si cabe, aún más irreal.

Lo dicho no significa una disminución de la importancia de la ficción, que es una necesidad social y una herramienta fundamental de la Civilización, sin ficción, ya sea escrita o pintada no serían posibles los avances tecnológicos, sin Mondrian o Picasso no habría realidad virtual ni i-Phone. Me parece del todo evidente que no se puede ir a la Luna si antes no se ha escrito una ficción en la que vamos a la Luna.

¿Carece de sentido, entonces, para un escritor (no hablo ahora de novelistas o cuentistas), perseguir la escritura real? De ninguna manera. De hecho es lo único que vale la pena. ¿No es acaso nuestro destino, desde los albores del mundo narrado desde el primer narrador, tratar de escribir lo imposible, lo que no se puede escribir?

4204

Miércoles, 5 de febrero de 2020

Hay personas que, de buena fe, cuando escribo en Twitter “Gracias Rajoy por tu 155 de mierda”, a modo de coletilla a algún nuevo desmán de los nacionalistas catalanes o vascos, creen que exagero o que estoy siendo injusto. A mí me parece insólito. ¿De verdad alguien cree que si Rajoy hubiera aplicado un 155 como exigía la situación es decir tomando control absoluto de la Autonomía catalana estaríamos en la situación en que estamos hoy?

Era el momento de poner freno de una vez por todas a la prepotencia tribal, al antiespañolismo rampante, al racismo y a los pujos supremacistas de los nacionalistas catalanes y vascos. Rajoy pudo hacerlo pero escogió la mediocridad, la cobardía la irresponsabilidad y la desidia. ¿Alguien cree que España y el Gobierno de España y los españoles libres e iguales estarían hoy como están en manos de sus enemigos (sí, sus enemigos) si se hubiera parado los pies a los supremacistas tribales en Cataluña?

¿Alguien cree que los neoetarras vascos y los del Pnv (dos patas de la misma mesa del racismo tribal vasco) se atreverían a acelerar su plan de vaciamiento del Estado español si se hubiera parado los pies a sus congéneres catalanes con un 155 contundente que desmantelara el aparato propagandístico y el vil adoctrinamiento antiespañol al que someten a los niños españoles (todos los niños) en Cataluña?

¿Alguien cree que el grosero y desfachatado ascenso del tribalismo español sería posible si Rajoy no hubiera actuado como un mediocre calculador cobarde y mendaz, si hubiera mandado el mensaje que había que mandar a los tribales separatistas racistas catalanes y vascos? Era un mensaje muy simple:

Lo que han hecho en Cataluña, es cruzar la línea roja que no se puede cruzar en España. Los que la crucen pagarán un alto precio, perderán el poder y la autonomía por el tiempo que España estime pertinente. Este es el momento y el lugar de nuestra Historia donde los españoles libres e iguales dicen basta y plantan cara a los nacionalistas racistas tribales españoles.

Pero Rajoy eligió el compadreo miserable la politiquería y la traición a su deber para con los españoles libres e iguales. Sí, ya sé, otros antes que él hicieron lo mismo. Y qué. Las cosas son como son hasta que alguien hace lo que hay que hacer para que dejan de serlo. Él pudo detener la sangría. No lo hizo. Es el máximo responsable por tanto de la catastrófica situación actual. Rajoy y su 155 de mierda.

4203

Martes, 4 de febrero de 2020

Pronto en nombre de Alá religiosamente los musulmanes matarán otra vez como han matado antes en Londres o París a algún inocente viandante. ¿He dicho los musulmanes? Sí, lo he dicho. Ya sé que cuando matan los musulmanes los diarios y televisiones españolas y europeas esconden púdicamente tras la palabra islamista los crímenes musulmanes. Pero. Todos los que matan en nombre de Alá son musulmanes. De hecho, según los diccionarios, no hay ninguna raza o nacionalidad musulmana, como no hay una raza o nacionalidad cristiana o judía. Un musulmán es alguien que profesa una religión, la de Alá. Los que viven en Arabia Saudí o Irán etcétera no son musulmanes, son saudíes o iraníes. Una religión no conlleva nacionalidad ni ciudadanía (esta última siempre civil y laica cuando en verdad lo es). Escamotear que los que matan en nombre de Alá son musulmanes es traicionar la verdad y tergiversar la realidad. Matan en nombre de Alá. Es decir, matan los musulmanes. Son crímenes religiosos. Los crímenes no los cometen los saudíes o los iraníes, los sirios o los afganos, etcétera, los cometen los devotos de Alá, los musulmanes. ¿Qué es un musulmán? Alguien que cree en Alá. Por lo tanto, mata la fe en Alá y matan los creyentes es decir los musulmanes. No todos los musulmanes matan, como es evidente, es una minoría musulmana la que mata, cierto. Pero todos los que matan son musulmanes, matan el nombre de Alá. Es terrorismo religioso y terrorismo musulmán.

Por dejar las cosas claras.

4202

Lunes, 3 de febrero de 2020

El mejor baremo para determinar el grado de deriva moral de la política y de la sociedad española (encarnada a la perfección por el voto español Psoe primera fuerza, y por las alianzas del partido Psoe con castristas neoetarras delincuentes y representantes de la España más tribal y racista) son las reuniones entre víctimas de ETA y los asesinos de sus familiares, esposas, hermanos, padres, hijos. Nada define mejor el nivel de pútrida frivolidad al que ha llegado la política y la sociedad española. Un país donde una señora elabora con el mayor cuidado y naturalidad una comida para el encarcelado asesino de su marido, que ni siquiera ha cumplido su condena y ya está de permiso (conduciendo, por cierto, un flamante coche y vivaqueando en un lindo piso de acogida que ya quisieran para ellos muchos españoles no asesinos), ¿y con quién iba a ir pobrecillo a comer una comidita casera sino con la esposa del hombre al que asesinó y ella que lo recibe a besos?

Acabo de ver la primera parte del documental de un Sistiaga sobre ETA y sólo he podido ir mirándolo a trozos por el asco. Pero. Eso sí, muy recomendable, utilísimo el documental para entender las razones por las que ETA no sólo no ha sido derrotada sino que ha conseguido convertir su realidad de crímenes tribales en telenovelas moralizantes, y además gobierna.

4201

Domingo, 2 de febrero de 2020


Antes


Después

Como me hace ver una generosa lectora de forma inmejorable mi libro además de tener los más hermosos aledaños provoca en la vida de sus lectores un antes y un después.

4200

Sábado, 1 de febrero de 2020

Dije ayer que las dictaduras de izquierdas son las peores hay que decirlo todas las veces posibles a la menor oportunidad repetirlo una y otra vez las dictaduras de izquierdas son mucho peores que las de derechas mil veces hay que repetirlo un millón de veces. Y Batista (qué no daríamos los cubanos por tener hoy a un Batista) mil veces mejor que un Fidel Castro. Y un Pinochet mil veces mejor que un Allende (y Castro) no se puede decir Allende sin decir Castro. Y un Franco mil veces mejor que un gobierno comunista de Carrillo Paracuellos o de La Pasionaria Papaíto Stalin. Las dictaduras de derechas duran menos y no arruinan a los países en las que se imponen. No es poca cosa. Y matan menos, además. Ya sé que no gusta (a los izquierdistas culogordos españoles progres puteros de viajecito al burdel de España ¡antes de que lleguen los yanquis con sus McDonalds! dicen los canallas y a los puteros y puteras o negreras no sé como definirlas y progresistas socialistas y demás ralea izquierdista y comunista y roja en general) que uno diga esto.

Pero. Jódanse porque es la pura verdad.

« Anteriores Más recientes »

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019