Estampas

4313

Domingo, 24 de mayo de 2020

Estoy terminando Churchill me concentro mejor y tengo un montón de libros esperando algunos muy prometedores así Sombras chinescas de Simon Leys. En un mundo sin nuevas obras de Bernhard, un nuevo libro de Leys es lo que me hace más ilusión. Por cierto, Churchill lo intuyó prácticamente todo, incluso la peste políticamente correcta que nos azota y embrutece.

Espero que todos ustedes hayan logrado dominar la jerga oficial de los socialistas que nuestros diestros mentores, como gustan de llamarse a sí mismos, desean inculcarnos. No hay que emplear la palabra “pobre”; hay que decir “el grupo de menores ingresos”. Y si de lo que se trata es de congelar el salario de un obrero, el ministro de Hacienda habla de “frenar los incrementos de los ingresos personales” (…). Hay una bonita paráfrasis sobre las casas y los hogares. En el futuro tendremos que denominarlas “unidades de alojamiento”. Ojalá alcance a vivir lo suficiente para ver a la democracia británica escupir toda esa basura.

4312

Sábado, 23 de mayo de 2020

Termino de corregir, podar, reescribir cepillar y raspar las galeradas de las emanaciones y ahora toca al editor dar forma a todo eso y aún volveré a revisar las galeradas finales otra vez, he cortado bastante, páginas enteras, y también he descartado algunas fotografías no aquellas en las que exhibo mi pito naturalmente porque sé que hubiera provocado frustraciones y hasta protestas entre mis lectores. Mis lectores saben dónde tengo en verdad mi primer cerebro y saben que un libro no sirve de nada si el lector no entra en contacto con el primer cerebro del autor.

Cuando termino de revisar galeradas sobre todo las de un libro tan personal y tan gordo (siempre he soñado con escribir libros gordos) me quedo como desinflado y sin defensas me inquieto mucho y sufro por nada y apenas puedo concentrarme en la lectura que en mi caso es muy mala señal. En los buenos tiempos me comía unos chochos y me calmaba, pero ya pasaron los buenos tiempos y aunque no hubieran pasado está el virus chino.

Salgo a pasear pero paseos más bien cortos con los perritos mis santos y doy vueltas por mi mismo el resto del día y a veces me pierdo.

4311

Viernes, 22 de mayo de 2020

Estoy dentro de una pelota rota y atravesada por una de esas barras que había en las barberías de mi infancia y sobre una especie de tarima o mostrador y mi cara asoma por un agujero en una tabla o trozo de metal. La tabla o trozo de metal tiene dos arandelas atornilladas y por ellas pasa un cordón o soga que atraviesa el cuadro. Mis piernas salen por el extremo inferior de la pelota una flexionada y otra que pende en la oscuridad debajo de la tarima o mostrador. Son unas piernas desconsoladas. La luz viene de arriba como de una claraboya y amarillea la oscuridad en la parte superior izquierda de la tela. La mitad de mi rostro está en la penumbra, y la otra mitad iluminada enseña un ojo verde. Es una obra llena de torpezas técnicas pero de alguna manera funciona. Quiero decir que alcanza su presencia al margen de la técnica.

El cuadro pertenece a un pequeño grupo de obras oscuras que pinté al óleo después de varios meses haciendo acuarelas llenas de personajes coloridos entre grotescos e infantiles, seres atrapados en un mundo de una cierta siniestra ensoñación.

Había olvidado el cuadro. Ahora su dueño me hace llegar esta foto. El cuadro está en Miami como casi todas mis acuarelas de esa época y estos cuadros tenebrosos que, si mal no recuerdo, incluían siempre un autorretrato. Me alegró verlo otra vez y me gustó encontrarme dentro de esa pelota atrapado en un mundo desconocido e incierto, pero a pesar de eso mucho más a salvo que yo que escribo en la mañana soleada mientras el tiempo pasa y me lleva.

4310

Jueves, 21 de mayo de 2020

Con el tiempo he llegado a la conclusión de que la dictadura cubana no es Castro y su familia y los asesinos a su servicio, la dictadura es el pueblo de Cuba. El pueblo de Cuba es Castro. Sin pueblo de Cuba no hay Castro. No sería posible. Uso la palabra pueblo cuando los ciudadanos de un país se comportan como una recua de vacas o de carneros o de monos amaestrados (así los cubanos). Sólo entonces, pueden ser definidos como pueblo. Ningún país de ciudadanos libres e iguales es pueblo. Los pueblos no existen, la palabra pueblo es una fórmula siniestra que convierte a las personas y a los ciudadanos en una masa es decir en una recua homogénea y tribal.

Pero lo que quería decir es que así como el pueblo cubano no puede esconderse detrás de la dictadura y hacerse el inocente y hacerse la víctima, tampoco el pueblo español puede esconderse detrás de Sánchez-Bildu-Iglesias y hacerse el inocente y hacerse la víctima. Tal y como el pueblo de Cuba es Castro el pueblo español es Sánchez-Bildu-Iglesias.

No hay dónde esconderse, pueblo español.

4309

Miércoles, 20 de mayo de 2020

Saco la cabeza de las galeradas y ya está Arrimadas y lo que queda de CIUDADANOS convertida en mucama, y en testaferro a fin de cuentas, de Sánchez. Y pensar que esa cosa la fundaron gente como Espada, Pericay, Boadella, Azúa, Teresa Giménez Barbat, Felix Ovejero, Ana Nuño. El mayor error fue Rivera, creo que se dejaron embaucar por la fantasía juvenil. Lo de la juventud. Ya saben. El mito del frescor de la juventud y de la superioridad de lo joven que tanto seduce a la chusma común y a los literatos. Mejor hubiera sido poner a un viejo al frente. A Rivera no le fue mal, es verdad, de abogadillo de sucursal bancaria a gran bufete y riqueza gracias a la política, y además fama y glamour.

¿Ha servido de algo la saga Ciudadanos? Ha servido para demostrar que en España no hay ningún centro político. Hay una partitocracia corrupta y cegata que ahora, esa es la novedad, se encuentra orbitada por una chusma gánsteril castro-chavista salida de las universidades españolas, que son criaderos de izquierdistas, socialistas y comunistas es decir de enemigos de la democracia del capitalismo y del progreso. Y salida del gigantesco sistema parasitario-subvencionador español que es un sistema cuyo propósito fundamental es comprar votos.

4308

Martes, 19 de mayo de 2020

Sigo con las galeradas es un trabajo considerable el libro tendrá casi setecientas páginas, aunque voy recortando como es natural. El hueso lúcido, recuerden. Ayer también al anochecer estuve un rato con el editor en lo de la portada y, casi la tenemos. Será una portada en la línea del primer volumen yo en portada es lo que exige la crónica de una vida. La foto pertenece al período que abarca el libro es decir de entre los años 2012 y 2015. En la foto aparezco con la cara que se me pone cuando contemplo el mundo y es la cara de un hombre que no vino al mundo a respetar.

4307

Lunes, 18 de mayo de 2020

¡Albricias! Cuando pensábamos que habíamos perdido para siempre su grotesco ¡pero comiquísimo! diario de la pandemia, hoy estrena Lucas Lírico la segunda fase. ¡Vuelve la diversión! Lo extrañaba, tengo que confesarlo. Mi amigo actor me recitaba trozos todas las mañanas, las frases más jocosas y las imágenes más ridículas del diario de la pandemia de Lucas Lírico, y nos reíamos mucho y era una forma insuperable de comenzar el día. Pensábamos que lo habíamos perdido para siempre, o al menos hasta la próxima pandemia. Pero. Ha regresado. Y de qué manera.

Hoy Lucas Lírico va a la peluquería. Y pone una foto suya con la cabeza nimbada de negro (¿un gorro de Mickey Mouse?, me dije) pero seguramente se trata del aliento de las Musas o algo por el estilo. Una imagen fabulosa. Pero lo importante es el texto. Imaginen que nuestro mayor periodista lírico se siente impelido a declarar: “En el interior somos cuatro humanos”. He llamado de inmediato a la peluquería para comprobarlo. Y era cierto. Eso sí, además de los cuatro humanos esperaban su turno en la peluquería junto a Lucas Lírico una paloma torcaz, un barbo de río, un oso pardo, una avutarda, un galgo, la mona Chita y un pangolín.

Ahora bien, lo más trascendente que ha provocado la nueva serie de Lucas Lírico (al margen de su trascendencia poética, naturalmente) es que mi amigo actor, qué genio, ha encontrado ¡el Himno de Lucas Lírico! No sabíamos que Lucas Lírico tuviera un himno, pero lo tiene.

Helo aquí

¡Albricias! ¡Ha vuelto!

4306

Domimgo, 17 de mayo de 2012

Eros y política (Mercedes Milá)

Nunca pensé que llegaría a ver a una mujer con encía doble. Pero he quedado maravillado con una foto de Mercedes Milá en las que luce precisamente dos filas de encías. O tal vez sea una encía desdoblada. Cómo saberlo. Parece algo natural no una prótesis y eso es lo más asombroso. He estado meditando sobre si esto podría atraer a alguien eróticamente y no he llegado a una conclusión definitiva. Mercedes Milá es el tipo de mujer que en la isla pavorosa decimos que nunca tuvo quince. Lo que significa que siempre ha parecido, posiblemente de nacimiento, una gallina desplumada.

Nunca he visto un programa de la señora Milá en televisión, pero he echado un vistazo y parece que era y es una figura típica del rojerío burgués español y un personaje muy popular. Una famosa. Estrella de programas de embrutecimiento, que se conocen en España como programas de entretenimiento. Televisivamente, España es un estercolero siniestro, así que tampoco debe extrañar a nadie que alguien con ese aspecto de ave de corral desplumada, sea una estrella televisiva en España.

Claro, ser una estrella de televisión, un famoso, en España, eleva a cimas envidiables las posibilidades eróticas de cualquier humano. La chusma adicta al tipo de programa de estas famosas estrellas de televisión suele ser mayormente de anchas tragaderas y capaz de ayuntarse con cualquier famoso que se ponga a su alcance.

La señora Milá trae a la política española el típico rojerío burgués pero catódico la doble encía (o tal vez la encía desdoblada) la gallina desplumada pero famosa y estrella televisiva lo que asegura en cualquier caso una vida sexual variada pintoresca y con la mayor probabilidad, ubérrima.

4305

Sábado, 16 de mayo de 2020

Eros y política (Maritxell Budó)

Lo parece, pero tener cara de chocho avinagrado no es un obstáculo erótico insalvable para una mujer. Una cara así no detiene a ningún varón necesitado. Las mujeres, pobrecillas, viven engañadas con los hombres. Pero lo cierto es que los hombres, llegado el momento, son capaces de metérsela a cualquier cosa. Yo mismo a qué no le habré metido mi precioso pito. Se engaña el común mortal, repito, pensando que el sexo tiene que ver con la selección, el sexo con lo que tiene que es con la disponibilidad. No se folla lo que se selecciona, se folla lo que está disponible.

Y así vamos llegando a la señora Budó. La señora Budó, a la vista está, tiene cara de chocho avinagrado hasta sonriendo. Horripilante, naturalmente, pero en ningún caso infranqueable para un hombre necesitado. Y. Tengamos en cuenta que ahora con lo de la plaga china el uso de mascarillas ofrece a las mujeres cara de chocho avinagrado la posibilidad de mejorar su vida sexual ocultando su rostro voluntariamente, sin pasar por la humillación de que el varón te lo tape con una almohada o una bolsa de supermercado para evitar sufrir un shock antiestético en el curso del ayuntamiento carnal. Gracias a la mascarilla (¡y al virus chino!), las mujeres cara de chocho avinagrado como la señora Buldó ya no tienen que pasar por este humillante trance. Lo que es la vida. Se ha necesitado una plaga china para mejorar la vida sexual de algunas mujeres.

La señora Buldó trae a la política española la cara de chocho avinagrado y trae gracias al virus chino y a su mascarilla adjunta la posibilidad de follar sin la humillación de que el varón te tape la cara (para no sufrir un peligroso, y en ocasiones fatal, shock antiestético) y trae en consecuancia la cara sexual amable de la plaga china.

4304

Viernes, 15 de mayo de 2020

La oposición española ha sucumbido al horror vacui de las democracias en proceso de desintegración; en ellas, el espacio de libertad se reduce, pero los demócratas se niegan a aceptar que la democracia se ha vaciado y que agonizan en un nuevo espacio, carente de realidad y significado democrático. ¡Y siguen actuando como si el marco político fuera el mismo!

El PP y VOX (a Ciudadanos no lo cuento porque ya se ha vendido por un cartelito de centrista ¡como si en una guerra fueran posibles los centros!) se comportan como si Sánchez fuera un político a la vieja usanza. No lo es. Es un nuevo tipo de caudillo español ideologizado que desprecia las normas democráticas, un caudillo cuyo único propósito es mantenerse en el poder a toda costa y eliminar a sus adversarios. Nada es más ridículo que las acusaciones de PP y VOX a Sánchez de mentir, de ocultar información de burlar cualquier regla establecida por las antiguas formas de ejercer el poder en España.

Señores, Sánchez y su pandilla ya no tienen nada que ver con la democracia en la que ustedes, ¡ilusos! pretenden vivir aún. Sánchez es, repito, un nuevo tipo de caudillo ideologizado al mando de un grupo de pandilleros con sistema mediático comprado adjunto, y lo peor, representa a una parte importante de la población española imbecilizada por cuarenta años de adoctrinamiento cultural izquierdista y antiespañol, que se ríe de ustedes, que los desprecia porque representan una sociedad que odian y quieren destruir.

PP y VOX no entienden, se niegan a aceptar, que actúan en un espacio estanco ajeno a la desoladora dinámica de poder en la que Sánchez y sus pandilleros medran a su antojo. PP y VOX han de comprender que no hay nada que hablar pactar o negociar con Sánchez.

Lo único que debe hacer la oposición española es llevar a Sánchez hasta la puerta de La Moncloa y darle una patada en el culo que lo saque de allí. Y hacerlo lo antes posible.

« Anteriores Más recientes »

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019