Estampas

3867

Miércoles, 20 de febrero de 2019

Llego a la verdulería y la verdulera rozagante la de mejillas encarnadas a la que llevé mi libro lo había terminado y estaba exultante y la boquita pulposa y rosa y me dijo ¡me ha cambiado la vida tu libro!, y que ella era muy como mi personaje que se había dado cuenta leyendo mi libro (Diosa) y que se lo estaba haciendo leer a su novio y que ya le había advertido que aprendiera del libro que las mujeres no son del hombre que aman, comparten la vida ¡la vida! con el hombre que aman que lo que dice mi libro es una gran verdad la fidelidad nada tiene que ver con el sexo que ella, estaba convencida, seguiría siéndole fiel a su amado mientras follaba (ella dijo estaba) con otro y el resto de verduleras aprobaba entusiasta sí sí el amor es libertad no pertenencia y es querer lo mejor para la persona a la que se ama y a su novio que si quería follarse a otra que muy bien siempre que lo supiera ella la infidelidad no existe lo que existe es el engaño y se les veía tan felices a todas que me enternecí un poco, la verdad.

Podrían darme mañana mismo el Premio Nobel o el Cervantes o cualquier otra zarandaja por el estilo pero nada de eso sería comparable a este cambiarle la vida a mis verduleras que mi libro ha conseguido, qué feliz estoy.

3866

Martes, 19 de febrero de 2019

Veo el programa del periodista Espada en el estercolero televisivo Mejides. Y lo primero que me pregunto es qué hace nuestro Espada en semejante lugar. Está lo de combatir el mal y la ignorancia donde se encuentre. Es verdad. Hay que encarar el mal, y hoy buena parte de él está en la televisión. Es verdad. Pero. No sé. Mejides es sólo otro barbado de última generación con el cerebro cuadriculado típico del mamalonazo periodista barbado socialdemócrata. Nunca había visto a Mejides, pero de verle la cara barbada y aquellas gafas saturninas me dije, qué mamalonazo. Hay que ser un total mamalonazo para salir con esas gafas por televisión. Espada pretendía responder a las preguntas de Mejides pero Mejides sólo estaba interesado en la corrección sensiblera y en accionar los resortes de la trampa. Primero sacó a una señora Falcón de ajado y hasta explosivo pasado mujerista-estalinista y después a un padre ofendido pobre hombre que prestó su desgracia y la desgracia de su hijo a semejante canallada.

Yo a Espada, dios me perdone, le recriminaría haberse tomado en serio al gafabarbas Mejides y que al hacer su mayestática salida, después de llamar tramposo al tramposo Mejides, no añadiera solemne: Ah, y otra cosa, mariconazo… ¿cómo prefieres comerme la polla, de golpe o por tiempos? Porque los tipos como Mejides no merecen que se les tome en serio y no merecen respuestas serias. Si hay que ir se va, pero se les trata como lo que son.

3865

Lunes, 18 de febrero de 2019

Me levanté de madrugada a orinar la ballena ausente desde hace meses y cuando me saqué el pito ascendió de mi pito una vaharada y olía la vaharada de mi pito como el más exquisito perfume que haya existido jamás qué Chanel No. 5 qué Dior qué Yves Saint Laurent ya quisieran por un día de fiesta esos mejunjes es una pena que ustedes queridos lectores no pudieran oler el olor de mi pito. Quedé en éxtasis un buen rato apoyado como suelo en la ventana que da al patio del vecino mirando el espacio oscuro al que acudía antes la ballena y como todo hombre que se precie lamentaba no llegar.

3864

Domingo, 17 de febrero de 2019

Quiero pedir ayuda a los pintores cubanos “de las dos orillas” los que van y vienen cualquiera de esos hueleculos me viene bien, para donar una obra la que ven arriba al Museo Nacional de Cuba. No sé por qué quiero donar ese cuadro al museo de la dictadura cubana por joder con toda probabilidad, pienso que tal vez lo quemen como quemaron otros cuadros míos en aquella pira que instalaron en el patio central de San Alejandro para quemar los cuadros de los que se iban por el Mariel. Sí, es por joder básicamente que quiero donar el cuadro. Y como dije antes recabo la ayuda de los hueleculos pintores que van y vienen a la isla y exhiben allá deben tener contactos supongo con la clase dirigente de la cultura castrista (oxímoron). A ver si echan una mano tarados que vuestra abyección oportunismo y cobardía sirvan de algo al menos y vuelvan a quemar uno de mis cuadritos allí lo que me dará una gran alegría.


El Comandante en Jefe y el Guerrillero Heroico planeando la Revolución. Oil on canvas, 100 × 100 cms, 2015.

3863

Sábado, 16 de febrero de 2019

Y por lo del juicio a los golpistas catalanes me pongo a releer los imprescindibles diarios (los repaso a cada rato no hay nada mejor para preservar la salud mental) de Victor Klemperer. Y encuentro esto tan maravilloso y tan acertado y recomendable.

“Si alguna vez se diera la vuelta a la tortilla y el destino de los vencidos estuviera en mis manos, yo dejaría en libertad a toda la gente común y corriente e incluso a algunos de los jefes, que tal vez tenían buena intención y no sabían lo que hacían. Pero a los intelectuales los colgaría a todos, y a los profesores universitarios un metro más alto que a los demás; y tendrían que seguir colgados de las farolas todo el tiempo que permitiera la higiene”.

Cada vez que leo esta joya del sentido común pienso en la enorme cantidad de intelectuales, artistas y profesores universitarios cubanos que habría que colgar si algún día se diera la vuelta a la tortilla. Ellos han facilitado la coartada moral y literaria (y hasta los pegajosos estribillos) a los asesinos. Sin esa coartada el crimen sería mucho más difícil o sería tal vez imposible.

3862

Viernes, 15 de febrero de 2019

Mujeristas, tengo dos noticias una mala y otra muy mala. La mala es que los hombres tenemos polla, y la muy mala es que nos encanta tenerla. Lo que no excluye que nos apetezca, en alguna ocasión, tener chocho (pero ese es otro asunto). Nos gusta nuestra polla decía nos encanta tenerla y meterla donde nos dejen siempre cumpliendo la principal y única Ley Sexual : todos de acuerdo.

Digo esto porque se ha destapado una fauna mujerista que odia a los hombres y odia sus pollas. Daba risa al principio pero ahora preocupa porque a este paso terminarán cortándonos las pollas ¡nuestras bellas pollas! que en algunos casos, como el mío, fungen de primer cerebro lo que agrava todo como es lógico. O nos la cortan o nos desmasculinizan de tal forma que terminaremos todos pareciendo loquitas pajarracas de desfile de orgullo gay, no maricones que es otra cosa.

Pero lo que quería es exhortar desde aquí a los hombres a estar orgullosos de sus pollas y exhibirlas y mostrarlas en los medios sociales o como se llame porque demonizar la polla es en mi opinión uno de los signos más penosos de nuestra decadencia social y de la baja calidad de nuestra democracia.

Y ya que estoy en esto pido a mi amigo el periodista Espada (de apéndice formidable es fama y doy fe) que sume su considerable prestigio a esta campaña por hacer de la polla algo más público y estéticamente apreciado y así combatir a las fanáticas mujeristas que amenazan no sólo nuestra libertad también nuestra sanidad mental.

3861

Jueves, 14 de febrero de 2019

Estoy en la habitación donde muere Pedro. Pedro el Grande. Un hombre desmesurado en todos los sentidos. Gigantesco y cruel y un borracho asesino y despiadado. Pero. Curioso y amante del progreso y un hombre de los que cambian la Historia siempre un hombre cambia la Historia nunca los pueblos ni las turbas. Pedro sabía que su pueblo (¡y él mismo!) era un pueblo de salvajes y se propuso civilizarlos trayendo a su corte a ingenieros y arquitectos y a médicos y especialistas náuticos de países más civilizados, Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda y así. Cuando murió todos los médicos que lo atendían eran alemanes y holandeses. Los palacios que construyó toda San Petersburgo fue levantada por ingenieros extranjeros. Menos mal, si no quién sabe lo que hubiera salido. Y he ahí a Catalina la zarina sollozando junto al lecho. Una mujer brillante, hermosa y pródiga a quien no importaba que Pedro tuviera manadas de amantes ella también tenía a sus hermosos chambelanes y a Pedro tampoco le importaba, anótese. Bromeaban sobre el asunto. Al último chambelán, Willem Mons, Pedro lo detuvo (no por ser amante de Catalina sino por ladrón) y lo decapitó. Y. Ojo al detalle que ilustra muy bien el carácter de Pedro, mandó a conservar la cabeza en un frasco y se la regaló a Catalina que (ojo a Catalina) la conservó tranquilamente en la Cámara de Curiosidades, donde aún puede verse, dice Montefiori. Pedro se pasó la vida guerreando y conquistó muchos territorios para Rusia e hizo mucho por el progreso de Rusia y por sacar a los rusos de la barbarie. Conocía a los rusos y trató de salvarlos de ellos mismos con poco éxito por lo que se ha visto.

Pedro El Grande murió de una infección en las vías urinarias que hoy se hubiera resuelto fácilmente con antibióticos pero eso es lo que tiene el pasado que para la vida humana siempre es espantoso y letal.

3860

Miércoles, 13 de febrero de 2019

Y como nuestros políticos son en su mayoría brutos y poco leídos esto de Simon Leys para que se alfabeticen un poco y sepan qué rumbo tomar en estos tiempos tempestuosos.

“La exigencia de igualdad es noble y debe apoyarse plenamente, pero dentro de su propia esfera, que es la de la justicia social. No tiene ningún espacio fuera de ahí. La democracia es el único sistema político aceptable; pero concierne exclusivamente a la política, y no tiene ninguna aplicación en ningún otro campo. Cuando se aplica en cualquier otro sitio, significa la muerte, porque la verdad no es democrática, la inteligencia y el talento no son democráticos, ni lo es la belleza, ni el amor, ni la gracia de Dios. Una educación democrática de verdad es la que prepara a la gente intelectualmente para defender y promover la democracia dentro del mundo político; pero la educación, en su propio campo, debe ser implacablemente aristocrática e intelectual, debe estar enfocada sin el menor pudor hacia la excelencia”.

3859

Martes, 12 de febrero de 2019

Hablo con mis verduleras y semejantes como saben y con gente humilde como se dice y de todo tipo que viene a España en general en busca de prosperidad y una vida mejor pero sobre todo, esa es mi conclusión, vienen en busca de seguridad. Ayer por ejemplo me decía una señora que trabaja aquí cuidando a una anciana enferma pero que en su país tenía un negocio y tuvo que dejarlo todo y escapar a España por los pandilleros y policías corruptos que le exigían dinero y vivía amenazada de muerte y me mataban si no pagaba han matado a otros por lo mismo no se puede vivir allí me dice la señora. Vienen en busca de oportunidades es verdad pero sobre todo es mi opinión, de seguridad.

Recuerdo cuando llegué a Barcelona (y yo venía de Miami) que me asombró y complació grandemente la seguridad yo andaba de madrugada por las calles y por cualquier barrio de Barcelona y nunca me sentí amenazado ni sentí que corriera peligro alguno. Pero. Con el arribo del podemismo comunista y el chavismo y el vulgarismo de Colau y semejantes lo primero que se ha perdido en Barcelona es la seguridad, se ha tercermundizado la ciudad cada día voy menos a la ciudad pero me cuentan y leo en los diarios noticias dantescas y ya hay que tener cuidado en las noches cada vez más sombrías y peligrosas de Barcelona. Y entonces pienso que lo primero que hacen los comunistas para destruir una sociedad libre democrática y próspera es erradicar la sensación de seguridad, orden y decencia propias de esas sociedades.

Y esa es la primera señal de la debacle por venir.

3858

Lunes, 11 de febrero de 2019

Abascal debería afeitarse la barba. La barba rebaja lo masculino es una reminiscencia simiesca denota falta de masculinidad lo contrario de lo que se piensa. Masculinidad sí, pero civilizada o lo que es igual poderosa y orgullosa pero tersa al tacto y a la vista. He visto fotos de Abascal sin barba y luce mucho mejor. Más varonil y determinado y hasta vulnerable que en los hombres es una forma de poder. A mí me gusta Abascal desde que me enteré de que en los tiempos en que sufrió asedio de ETA llevaba pistola una cosa de sentido común me parece inexplicable que un amenazado por ETA no la llevara dejarse matar sin intentar al menos defenderse no me parece una buena idea, digan lo que digan los pacifistas esos mamalones cómplices de los asesinos. Por Abascal sin barba se votaría más y mejor. Además esa barba que lleva Abascal remedo del Cid es contraproducente ya sabemos que el Cid no es ejemplo moral de nada un mercenario y un bandolero que se vendía al mejor postor e incluso llegó a pelear a sueldo de los musulmanes.

Sabemos que hay barbudos que no pueden afeitarse porque son sólo barba y si se afeitaran no quedaría nada el periodista Jabois por ejemplo que ya hasta lo que escribe le sale lleno de pelos. Pero no Abascal. Aféitese señor Abascal, aféitese, hágame caso y le irá mejor.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018