Estampas

2989

Por otra parte hace unos días me di cuenta de que cuando hago cierto movimiento por lo demás común la piel del antebrazo se cuartea. Veo formarse en ella (mi piel) un montón de finas rugosidades alineadas en dirección al codo como un ejército de larvas y más allá casi hasta la muñeca pero a la muñeca no llegan aún. Yo soy un hombre muy estético extremadamente sensible visualmente hablando y un hombre afortunado al que se le ha dado acceso a lo largo y ancho de su vida a numerosas pieles en un perfecto exquisito y hasta juvenil estado y ver lo que está pasando a la piel de mi antebrazo es bastante aterrador la verdad. Yo nunca pensé que miraría mi propia piel de la manera en que la estoy mirando ahora con este furor.

2988

Me están saliendo tetas. Hoy me he mirado en el espejo y por primera vez las he visto. Apenas se notan, por el momento, pero ahí están. Hace años, siempre he sido un hombre muy apegado a las tetas, esto tal vez me hubiera alegrado. ¡Tetas! Pero. Estas son tetas de la edad las he visto antes por ahí. Todos sabemos cómo termina esto pero el camino es arduo y antiestético qué les puedo decir.

2987

Como a las cinco de la mañana me despertaron las carcajadas de los sediciosos catalanes mantenidos y engordados por el pp y el psoe durante décadas se reían de que dice rajoy que los va a denunciar u otra mamarrachada cobardica por el estilo, y fui a orinar. La noche había refrescado menos mal que donde vivo refresca por las madrugadas y el calor no molesta para dormir. De madrugada hay como una iridiscencia en el jardín y me recordó esa iridiscencia la iridiscencia que empieza a haber en los retratos de los asesinados por los patriotas vascos en Hipercor. Veo como un pintor naturalmente y los árboles eran morados y la luz anaranjada y donde se tocaban surgía una nata azul de prusia veteada de esmeralda y de un gris asalmonado y fantasmal. Llegados a cierto punto sin metáforas no se puede hablar. He ahí el dilema.

A esa hora siempre tengo el pito especialmente hermoso y lo miré en la distancia con la frustración habitual.

2986

No sé hasta cuándo podrán los europeos y la prensa europea seguir con la melopea de esto no es religioso es terrorismo como otro cualquiera es violencia como tantas otras terrorismo como otros no es religioso ni musulmán y hasta unos loquitos son, no sé hasta cuándo. Pero. Es religioso. Y es musulmán. Es la violencia religiosa musulmana la que está convirtiendo Europa no en un campo de batalla (eso sería algo) sino en un matadero donde los europeos son las reses sacrificadas. En nombre de Alá. En nombre de una religión, la religión musulmana. Ah. Y. Por cierto, no me canso de preguntar. ¿Dónde están las multitudes musulmanas (hay millones de musulmanes en Europa) protestando por la barbarie enarbolada en nombre de su religión y su dios. No los veo. ¿Dónde están las autoridades eclesiásticas musulmanas emitiendo fatuas (o como se diga) que condenen a los musulmanes que maten en nombre de Alá?

Aunque… un momento… a ver… no… están demasiado ocupados con otras fatuas y no tienen tiempo para condenar a los asesinos.


Cortesías

2985

Nunca votaría por Donald Trump, por su peinado, sobre todo. No es que su cerebro sea gran cosa por lo que se y se escucha, pero lo considero secundario, jamás podría votar por alguien que se mire en el espejo por las mañanas y se vea ese bollo de perra en la cabeza y no haga algo al respecto. No sé qué, pero algo. Tampoco votaría por Trump porque habla como un patán, habla como un matoncillo de barrio sin el menor respeto por la inteligencia ajena y además pone unas caritas cuando suelta alguna monserga especialmente rimbombante que me recuerda a las caritas de chimpancé feliz que ponía Mussolini. Yo no puedo votar por alguien con esa cara de imbécil y esos ademanes de mamalón descerebrado.

El problema, es que del otro lado sólo está Hillary Clinton, una mujer desagradable y falsa y con el carisma de una tabla de planchar. Pero. Hillary tiene algo que hace que nos veamos obligados a votar por ella: no es Trump.

A los cubanos exiliados (y casi apostaría algo a que a los de la isla también) les encanta Donald Trump. Naturalmente. La falta de sentido común de los cubanos a la hora de elegir gobernantes es legendaria, como está más que probado. A los cubanos les encantan los demagogos histriónicos no pueden parar de salivar ante un demagogo histriónico y si este habla como un patán y cuando habla pone caritas de simio feliz a lo Mussolini y presume de tener los cojones más grandes que nadie (a lo Putin y a lo Castro), la suerte está echada.


Cortesías

2984

Al amanecer sin levantarme aún tumbado pinté varios cuadros en mi cabeza. Ahí es donde mejor pinto ya lo he dicho muchas veces pero estos me quedaron estupendos incluso para cuadros en mi cabeza. Retratos, mayormente, entre ellos uno de Mona Lisa chupándole el pito a un muchacho apuesto y muy bien dotado qué hermosa se veía Mona, qué espiritual como se dice mucho más bella que en el Louvre y mientras la pintaba se fue convirtiendo, como en el cuento de Reinaldo, en el pintor Da Vinci eso sí sin dejar de chupar. A ver si puedo pintar eso, lo dudo, una cosa es dentro de mi cabeza donde todo fluye con la mayor perfección y otra muy diferente en el llamado mundo real.

Y más tarde, como a las once, llevamos al perrito al médico y ha engordado un kilo el pobre estaba en los huesos y pensar que iban a matar a la madre cuando estaba preñada este perrito ni siquiera hubiera nacido; pero la vida da muchas vueltas, le digo.

2983

HIPERCOR. Milagros Amez. Oil on canvas, 27 × 35 cms.


Cortesías

2982

Van saliendo llenos de ligereza los retratos de los asesinados en Hipercor como de aire limpio van saliendo (pinto a Milagros Amez), apenas unos trazos líquidos: el conjunto parecerá flotar cuando se exhiba, si alguna vez se exhibe. Ya había empezado a manifestarse este pictórico existir liviano y luminoso en los últimos fusilados cubanos que pinté, es cierto, pero la tendencia se ha acentuado creo que porque en mi cerebro los asesinos vascos y toda la mierda patriótica que representan son pesados y oscuros y definitivamente oleosos lo contrario de la claridad del arte. Si la maldad la ruindad y la bajeza tuvieran cuerpo sería membranoso y su contemplación produciría un gran asco el que me producen los asesinos patriotas vascos. Ellos son las sombras y la humedad sucia y sombría y el hedor de la cueva y sus víctimas el agua clara de los espacios abiertos y el líquido de la vida y la luz.

2981

Como dije, las fotos de los asesinados por los patriotas vascos que voy consiguiendo, no son de buena calidad. Ruego desde aquí a los familiares o amigos de las víctimas que me hagan llegar (emanaciones@gmail.com) cualquier fotografía que pudiera serme útil para mi proyecto de retratar a los asesinados por ETA en HIPERCOR.

Quedaré muy agradecido.

2980

Ayer, tarde serena, pinté a Xavier Valls, asesinado en HIPERCOR por los patriotas vascos. Me gusta llamar patriotas a los etarras porque es lo que son, si se les llama terroristas también es correcto, pero se pierde un poco lo más relevante, es decir que mataban por la Patria. Las fotos que voy consiguiendo no son buenas, de mala calidad en general, pero las de los fusilados cubanos también lo eran y eso no me detuvo. Tampoco me detendrá esta vez.

El arte es lo contrario de la muerte.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011