Estampas

3161

Gran manifestación en Barcelona. 160.000 personas según la Guardia Urbana. Reclaman que se acoja a refugiados sirios y semejantes. Pero. Poco que ver la manifestación con los refugiados: es una manifestación independentista un acto contra el Gobierno español y contra España para que se vea la diferencia entre la bondadosa Cataluña que quiere acoger refugiados y el malvado Gobierno español. Por otro lado, es verdad que muchos infelices han huido de sus países y necesitan ayuda. Por tanto, propongo que el Gobierno español habilite centros de acogida por toda la ciudad de Barcelona para que los participantes en la manifestación solidaria puedan acudir y dejar sus datos y así se confeccione una lista cuyo propósito sea asignar dos o tres refugiados (por casa) a cada participante en la manifestación. 160.000 manifestantes, dos refugiados por casa de manifestante inscrito. Estamos hablando de muchos miles de refugiados que encontrarían un hogar. Eso ayudaría a los refugiados no cabe duda y calmaría un tanto, digo yo, las enormes ansias de acoger refugiados y hasta el escozor moral que sienten estos manifestantes. ¿No?

A ver, manifestantes, una lista, dos refugiados por casa. ¿Quién se apunta?

3160

Llevamos al perrito a la Barceloneta a conocer el mar. Un perrito listo. No se acerca. Se detiene a cierta distancia y lo mira receloso. Sabe, supongo, que se congelaría si se aventurara ahí dentro o sería devorado por uno de los osos polares que nadan cerca de la orilla. La arena sí que le gusta. Corre se revuelca y escarba. Paseamos. Llegamos a la playa nudista. Se mezcla la gente vestida y los nudistas con tal naturalidad que me digo cuánto nos hemos civilizado, incluso familias con niños y niñas junto a hombres y mujeres en pelotas y todo normal y natural. Hay un gran gentío. Y va en aumento. Yo antes pensaba que Ortega era medio idiota por aquello que dijo de que no entendía qué iba a hacer la gente en tropel a la orilla del mar. Pero ahora creo que lo comprendo.

Pasa una gorda y parece la alcaldesa, pero después veo que no.

3159

Esta respuesta en una entrevista: “España es una especie de manicomio tribal, más que un país. Es un lugar en el que nadie es español. Primero, y a veces únicamente: catalanes, vascos, madrileños, sevillanos, gaditanos, manchegos, andaluces y de ahí para abajo hasta el villorrio más insignificante. Si el alma existiera, podríamos decir que el alma española es un alma parroquial. No hay sentido de país en los españoles. Es una cosa rara. Creo que es una situación producto del gran trabajo hecho por jefes tribales como Jordi Pujol, con la preciosa ayuda del PP y el PSOE, que han preferido desmantelar España (pactando con estos caciques) con tal de permanecer en el poder. También está la cuestión de la Guerra Civil de 1936, que para la izquierda española no ha terminado. Perdieron, pero no se resignan y mantienen vivo el rencor y polarizan la sociedad española de forma malsana. España es el único país de Europa donde los grandes partidos de centroderecha e izquierda no pactan jamás. Prefieren llegar a acuerdos de gobierno con los enemigos de España, es decir con los nacionalistas vascos o catalanes. Yo detesto los nacionalismos, pero a España le vendría bien un poco de sentido de país; estamos hablando de un lugar donde está mal visto llevar la bandera nacional. Esto es, en cierta medida, un error de la Transición, que por otro lado fue un proceso admirable. Pero ingenuo. Los nacionalismos provinciales (vascos, catalanes) siempre actuaron de mala fe. Y se han aprovechado muy bien de la situación. Y así han ido desmantelando el país, dividiéndolo en parcelas gobernadas por caciques. Por otro lado han desarrollado una intensa labor (sobre todo en las provincias catalana y vasca para desacreditar la unidad de España y desespañolizar a los niños españoles que nacen en esas provincias (las escuelas más que escuelas españolas son fábricas de patriotas catalanes o vascos). El clima es antidemocrático y cada vez más demagógico, te acusan de franquista y de fascista si muestras orgullo de ser español. Ahí estamos. Y como si fuera poco, ahora llegan los chavistas fidelistas de Podemos a enturbiar más y a hacer más ingobernable el país. La situación es muy seria. Pero aquí seguiré.”

3158

No es raro que lea dos libros a un tiempo y ahora Extinción y el Diario y me siento en un estado como de exaltación crucial o como discurriendo por los salones de un gran museo a cada paso joyas. Así Bernhard:

“Tu padre tuvo siempre la equivocada opinión de que los títulos académicos rimbombantes eran garantía de cierta capacidad intelectual respetable. En eso se equivocó siempre. Durante toda mi vida he odiado todos esos títulos y a los que llevan esos títulos. Me resultan más repugnantes que cualquier otra cosa. En cuanto oigo: ¡catedrático de universidad!, me pongo malo. Un título así, al fin y al cabo, es precisamente la prueba de ser un zoquete especialmente insólito. Cuanto más enorme suena un título así, tanto más zoquete es quien lo lleva”.


Diálogo

3157

Leo a Léautaud, un hombre de inteligencia verdadera. No todos los escritores la tienen, de hecho es algo muy raro. Antes yo creía que se puede ser a un tiempo un imbécil y un gran escritor. Pero ya no lo creo. Se puede ser un imbécil y un estupendo e incluso un magnífico fabricante de libros, eso sí. Pero. Si no hay inteligencia verdadera como la de Léautaud o la de Bernhard no hay más que lloricas metafóricos y constructores de historias más o menos amenas y profesionales del escribir.

Voy por Léautaud lleno de admiración, y con frecuencia (página 366) extasiado. Qué deliciosa manera de ver a los franceses y a la famosa Revolución francesa.

“La idea de patria tal y como la padecemos nosotros, las virtudes cívicas que han hecho, de los pueblos, los estupendos salvajes que son hoy, son, en efecto, obra de la Revolución francesa. Siempre hemos sido los primeros para estas siniestras estupideces”.

3156

He agrupado y revisado como ya dije todo lo que he escrito sobre sexo, artículos en revistas y textos nunca publicados. Forman un buen librito, franco y gozoso y risueño: como el sexo ha de ser. Un librito que se podría vender bien y que ayudaría a la especie (no tengo la menor duda) a vivir sexualmente de una manera más placentera natural y sana. Lo adecuado sería promocionarlo como un catecismo, creo. ¿Ilustraciones? Quizás. Pero no demasiado explícitas no hay que arriesgarse a que Amazon censure el librito. Lo ideal sería que un agente literario se ocupara de él (pero no tengo agente) y lo vendiera a una editorial pequeña, de esas que cuidan mucho los libros. Pero sea cual sea el futuro del librito en un par de días lo tendré listo y así habré hecho mi parte lo demás escapa a mi control.


Cortesías

3155

Los días muy ventosos y la melancolía adjunta. Trato de volver al estudio. El perrito en el jardín corre detrás de las hojas y ladra a la mimosa que contra el seto verde se agita amarilla. No entiende lo que pasa no conoce el viento. Vuelven a mi cerebro otra vez los cuadros, retratos naturalmente pero también superficies planas con figuras conceptualmente algo alejadas de lo que he estado haciendo, veremos. Por otro lado amanecí con el pito muy tieso soñé con chochos lo recuerdo chochos copiosos olorosos y ya mojados, o no soñé sino que estaba medio despierto y fantaseando cuando llegaron las primeras luces.

3154

Regreso de Bruselas y está lo del juico a Mas y sus dos adiposidades correligionarias. Antes, encontraba divertido y estimulante lo del independentismo y su tropa de rebeldes subvencionados y a sueldo del enemigo. Pero. Ya no. Porque tengo la creciente certeza de que ya ganaron y de que el Gobierno español ha cruzado o está a punto de cruzar la línea que separa la negligencia de la traición. Y lo peor, no se ve a nadie con la audacia, el poder y la determinación necesarias para poner fin al problema. Quiero decir que todos saben sabemos que la única solución es suspender la autonomía catalana (y vasca y todas ya puestos) y regresar a España (civilizada y generosa, pero España). Pero es difícil porque ya casi no hay España y sospecho que ni siquiera hay españoles ya. ¿Dónde están las protestas contra los que quieren desmembrar y destruir su país?

El problema, hay que aceptarlo, no son los nacionalistas separatistas y sediciosos catalanes o vascos, el problema es que no hay españoles los han ido aniquilando las tribus.

3153

La casa el hogar como se dice tiene impregnada nuestra humanidad o algo así cuando uno regresa no es sólo volver a un sitio es volver a uno mismo de cierta manera. Uno pone eso nuestro cerebro se entiende pone eso en lo inanimado a fin de cuentas pero es extremadamente real lo es y por lo que a mí respecta orgánico y que sea obra de nuestro cerebro no lo disminuye en lo absoluto: qué no lo es. Obra de nuestro cerebro quiero decir.

3152

Como el libro de Léautaud es muy gordo y pesado me llevo a Bruselas a Thomas Bernhard, su Extinción. Con este libro me ha pasado algo raro llevo años por leerlo varias veces durante esos años lo he cogido para leerlo lo he puesto junto a la cama expectante y hasta ansioso por leerlo, y no lo he leído. Hasta ahora. Desconozco el por qué de mi extraño comportamiento. Pero ahora ya lo estoy leyendo hasta tarde hasta bien entrada la lluviosa y fría madrugada y me ayuda a sobrellevar la soledad de que tú no estés y también la otra, la sempiterna la grande.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011