Estampas

3329

14 de agosto de 2017

“A muchos creadores de literatura erótica se les afea la prosa descuidada y un fondo de moralina. En Francia, esta clase de escritura ha ido con frecuencia en compañía de la hojarasca filosófica. Como si los autores necesitasen pedir perdón por ser libres al escribir unas páginas. Conocidas las desventuras del Marqués de Sade, arrestado en fortalezas o recluido en manicomios durante cerca de tres décadas, Georges Bataille decidió parapetarse detrás de algunos seudónimos y de bastantes cautelas. Envolvió con gasa retórica sus atrevimientos. Dudo que la pedantería y el deleite sean compatibles. Esos miedos son impensables en el escritor cubano Juan Abreu. Llevábamos tiempo a la espera, al menos en España, de un libro tan sincero sobre nuestras intimidades. Juan Abreu pone el ingrediente del humor en la mayoría de los capítulos: una fiesta de palabras en la celebración de los sentidos. Sin dejar de sonreír, señala las imposturas. Desobedece al arrepentimiento porque jamás encuentra claridad en la culpa. No hay lagunas morales en su gozo. Nos dice con buena prosa que la alegría carnal es para él una forma de limpieza ética.”

Francisco Javier Irazoki.


Comprar, aquí.

3328

13 de agosto de 2017

Los paisajes franceses perfectos y cada flor en su sitio y siempre me asombra esta limpieza y esta belleza de los pueblos franceses Mourèze, Saint Guilhem le Désert, Villeneuvette, pero cualquiera por donde quiera que pases la misma urbanidad esto debe ser la civilización un país limpio y ordenado un país que sabe que lo es me digo todos franceses y en las escuelas se aprende francés y las jerigonzas menores del país pues eso, menores y en su sitio, pero en Francia francés y a ver si se atreve alguna provincia francesa a decir que no y a imponer otra jerigonza que no sea el francés. Si en España se hubiera hecho lo mismo hoy España sería un país y no el relajo tribal y sedicioso que es. Por otro lado, la comida francesa en general mucha salsa y lo demás medio crudo. El pan y las cervezas, excelentes, eso sí. Pensaba descansar unos días y sobre todo leer en algún claro rincón pero como en aquel verso de mi juventud uno está condenado a ver, a ver, a ver.

3327

12 de agosto de 2017

En las campiñas francesas pienso sentado bajo un plátano gigante en la imbecilidad humana y pienso en que lo humano en general es imbecilidad y es bajeza y vanidad y es siniestro transcurrir circular: véase el retorno del nacionalismo en Europa. A mis oídos llega el rumor del río a dos pasos como se dice y se ha levantado una brisa huesuda y terminal. Pienso a continuación mirándola (he quitado los ojos del libro) en la llamada realidad en lo ilusoria que es, nadie verá el mundo nadie sentirá el mundo como lo siento yo ahora aquí bajo el monstruoso plátano instalado nadie lo verá o sentirá de esta manera jamás. No hay significado ni designio ni destino ni presencia oculta ni sentido ni paz ni orden ni consuelo ni viaje ni escapatoria sólo hay un hombre sentado bajo un árbol inventando cosas y se ha levantado una brisa huesuda y terminal.

3326

8 de agosto de 2017

Tengo algunos amigos independentistas y no hablamos del tema y ya por no hablar no hablamos de política catalana o que tenga que ver con Cataluña. A cada rato como quien no quiere la cosa alguno de ellos si es propicio por la conversación dice algo acerca de lo absurdo de perder amigos por la política. Yo lo miro y no digo nada y siento cierta pena. Porque. Si la sedición catalana sigue su camino y se cierran aún más los bandos estos amigos y yo ya no seremos amigos. No puedo ser amigo de sediciosos ni amigo de nacionalistas ni amigo de gente tribal a fin de cuentas. Es como si me pidieran ser amigo de un fidelista de los que arrasaron la isla y la han sometido a la abyección del nacionalismo (porque eso es lo que hay en Cuba, no se dejen confundir: Patria o Muerte). No soy amigo de esos fidelistas nacionalistas cubanos y no lo seré de los nacionalistas catalanes. Estaremos en lados opuestos llegado el momento, yo de parte de la ciudadanía y del ciudadano libre e igual y ellos de parte de la tribu, del oscurantismo de la manada y de la jerigonza sacra y propia y de la pertenencia a un rebaño sentimental. Y no será agradable, naturalmente.

3325

7 de agosto de 2017

Sigue en Francia la polémica por el uso del burkini, una cosa atroz que se ponen las mujeres esclavas musulmanas para bañarse en piscinas y playas. No entiendo la polémica, francamente, burka, burkini, niqab, chador, etcétera son vestimentas impuestas a las mujeres musulmanas por la cultura machista y misógina musulmana (que las quiere sumisas) y deberían ser prohibidas en los países civilizados como Francia. Ningún esclavo es libre, así que no me vengan con lo de la libertad individual. La libertad individual tiene sus límites, además. Exhibir esclavas con el uniforme correspondiente, como hace el macho musulmán, es uno de ellos. En los países civilizados de Europa esto no debe permitirse. Es como permitir que su amo saque a pasear a un negro encadenado. Los musulmanes pretenden imponer en Europa atávicas costumbres machistas y misóginas propias de sociedades atrasadas (iba a escribir inferiores, podría hacerlo). Las sociedades modernas y civilizadas como la francesa no deben ceder ante esta invasión oscurantista. A las mujeres no se les debe imponer uniformes de esclavas (burka, burkini, niqab, chador, etcétera) en nombre del respeto a las grotescas costumbres de una cultura atrasada, machista y misógina, como la musulmana. Hacerlo es discriminar a las mujeres musulmanas. ¿Tolerancia? No veo por qué hemos de ser tolerantes con la esclavitud femenina.

3324

6 de agosto de 2017

El poeta Orlando Rossardi ha escrito un grupo de hermosos poemas inspirados en mis retratos de los fusilados cubanos. Los poemas de Rossardi enriquecen notablemente mi modesto homenaje a las víctimas del castrismo. De la edición del poemario se ha encargado la editorial Aduana Vieja, cuyos libros son libros hechos con gran amor y con enorme cuidado y delicadeza. Los libros en sí mismos son ya obras de arte y para acompañar los poemas de Rossardi, se han reproducido algunos de mis retratos de los fusilados. La poesía de Rossardi sacude la muerte de los rostros a los que canta y diluye la nada y la desolación donde la dictadura cubana pretendió ocultarlos. No es cosa fácil de lograr y desde aquí quería mandarle un abrazo agradecido al poeta Rossardi por eso.

3323

5 de agosto de 2017

En Anglomanía, el muy interesante libro de Ian Buruma, encuentro esto: “El gesto más grandioso en defensa del imperialismo británico tuvo, de hecho, como destinatario a un súbdito judío. En 1850, el populacho incendió en Atenas la casa de un judío portugués nacido en Gibraltar, llamado David Pacifico. Don Pacifico jamás había vivido en Inglaterra, pero era ciudadano británico por nacimiento, y apeló al gobierno británico pidiendo ayuda para urgir una compensación por parte de los griegos. Pero cuando los griegos se negaron a pagarla, Palmerston envió barcos de guerra con órdenes de bombardear Atenas. Dijo en el Parlamento que, como los romanos en los tiempos antiguos, se ponían a salvo diciendo simplemente Civis romanus sum, así también un súbdito británico, en cualquier lugar que estuviere, podía tener la confianza de que el ojo vigilante de Inglaterra y su fuerte brazo lo protegerían contra cualquier daño e injusticia”.

Qué maravilla. De un país así sería yo súbdito amante y fiel.

3322

4 de agosto de 2017

Hay unos peñascos frente a España que son unos peñascos de España y nada más, pero hace poco se han declarado naciones, creo, o principados o algo por el estilo esos peñascos. No se extrañen si dentro de poco se declaran reinos imperios planetas constelaciones o galaxias. El idioma español es casi lo único valioso en todos aquellos peñascos. Yo he estado en esos peñascos y son poco más que un pedregal y un mar frío y lo único valioso, repito, que hace a esos peñascos parte significativa del planeta es el idioma español. Deberían dar gracias los que viven en esos peñascos por usarlo y vivir orgullosos de ser españoles y agradecidos y celebrar que tienen el idioma español. Pero. Lo acorralan y menosprecian y desean imponer una jerigonza menor y ser parte de unos países imaginarios y no, en ningún caso, qué asco, parte de España y su gran idioma. No hablaría de estos peñascos si no fuera porque son esos peñascos la metáfora perfecta de la España de hoy: una entidad cada día que pasa más inexistente y más fantasmagórica.

3321

3 de agosto de 2017

En La loma del ángel, la desenfadada y herética versión de Cecilia Valdés, que escribiera Reinaldo Arenas, hay un capítulo muy cómico y fulgurante, el capítulo XXXI, titulado El baile de la Sociedad Filarmónica. A dicho baile todos los invitados deben acudir portando enormes antifaces, es una cuestión de vida o muerte. Pero dejemos que Arenas lo explique: “¿Cuál era la razón de que lo más rancio de la nobleza habanera entrase con los ojos completamente vendados a aquel regio salón de baile? El colosal retrato de Fernando VII, que enclavado en la gran pared trasera dominaba todo el recinto. Tan espeluznantes eran los rasgos de aquel retrato (y por lo mismo copia fiel del original) que toda persona que hasta la fecha lo hubiese visto había caído muerta al instante”.

Recuerdo la novela de Arenas y ese retrato de Fernando VII al ver en el diario de hoy una fotografía de Cristina Narbona.

3320

2 de agosto de 2017

Les decía ayer, venezolanos, lo de la guerra civil, cosa monstruosa, pero he de ser honesto con ustedes, esa guerra no garantiza nada. Y advertirles que se enfrentan a una organización de asesinos que está entre las más sádicas y brutales del planeta. Sepan que en Cuba hubo también una guerra civil. En cuanto llegaron al poder los castristas los ciudadanos cubanos organizaron una considerable resistencia armada en las ciudades y en las montañas. Fracasó. Fue arrasada. Deben saber venezolanos que los esbirros de la policía secreta castrista (que dirige la represión contra ustedes, venezolanos) son asesinos brutales y despiadados. Si se enfrentan a ellos a sangre y fuego han de tener esto muy en cuenta. Sólo les diré que uno de los métodos del DSE castrista (G-2, en aquellos años) consistía en atar de los pies a la parte posterior de un automóvil a los insurrectos anticastristas, y arrastrarlos por los arrecifes de la costa cubana hasta que sólo quedaba de ellos una masa informe. Menciono una de las torturas atroces y uno (entre muchos) de los métodos atroces de la maquinaria asesina de los órganos represivos castristas a los que habrán de combatir. El enemigo castrista es bárbaro y cruel. Razón de más para matarlos, sí, de acuerdo. Pero sepan a lo que se enfrentan.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011