Estampas

3656

Lunes, 16 de julio de 2018

Y ahora que lo pienso creo que por eso escribo futurismo o ciencia ficción y libros inclasificables como los que escribo, para intentar superar el funesto latinoamericanisno. No hay ciencia ficción o futurismo hispanoamericano (ellos dicen latinoamericano) y cuando uno escribe lo que yo escribo entra literariamente hablando en un territorio despoblado. Eso es bueno. La tradición cualquier tipo de tradición es una potala y una sumisión.

3655

Domingo, 15 de julio de 2018

Dije conocí a Bolaño pero es una exageración. Coincidí con Bolaño en la presentación de una antología que preparó Javier Calvo para Mondadori, en ella había relatos de Bolaño, Covadlo, Ehrenhaus, Fresán, Aira, Fernández Porta, entre otros, y un relato mío que luego incorporé a mi novela Garbageland. Teníamos que subirnos a una tarima y decir algo sobre nuestra historia en el libro. Me gustó mucho Bolaño. Un hombre muy carismático como ya dije. Cuando se subió a la tarima improvisó un performance divertido y memorable. Ya había leído algo de Bolaño en ese momento y después leí sus novelas, que me parecieron extraordinarias. Su obra cuentística la conozco poco, pero lo que he leído no me ha gustado demasiado, la verdad. Bolaño nunca dejó de ser un escritor hispanoamericano a pesar de los años que vivió en España. Eso a las editoriales y a los críticos y a la gente en general le parece bien, pero a mí no, creo que la condición de escritor hispanoamericano (o latinoamericano como dicen ellos) es algo que hay que superar en algún momento.

3654

Sábado, 14 de julio de 2018

Conocí a Roberto Bolaño, un hombre carismático. Un excelente escritor además, las primeras cien páginas de sus Detectives salvajes me parecen magistrales y 2666 su novela póstuma, formidable. Pero. Bolaños amaba las frases efectistas (y vacías, como la que encabeza este artículo), y era producto de esa izquierda romántica (téngase en cuenta que lo romántico para mí es sinónimo de espantoso) hispanoamericana (ellos dicen latinoamericana) que sueña siempre con una Revolución y tralalá. Su poeta preferido era Nicanor Parra (mala señal). Leo que se publica un tomito de sus poemas desperdigados y menores (por lo que he leído) y en el artículo habla la mujer de Bolaño y de lo que dijo Bolaño de la Revolución y tralalá:

“La obligación o el deber de un poeta joven chileno es primeramente ser un hombre joven chileno; el deber del proletariado es hacer la revolución, el deber del joven poeta chileno – no hablo de los derechistas o centristas que nada tienen que hacer en la poesía – es plegarse en la lucha de su pueblo, y cantarla críticamente, testimonialmente, iluminadoramente: el deber del poeta joven chileno es proponer y crear, y todo con vistas a la revolución”.

Era joven, dicen. Pero. Bueno, yo he conocido a mucha gente joven que nunca pensó esas bobadas típicas de escritores que nunca han vivido bajo la bota de una Revolución ni bajo la perenne patada en el culo que es una Revolución.

Y. Leyendo el artículo por lo de la poesía de Bolaño pensé que dentro de muy poco se publicará la poesía completa de Reinaldo Arenas (un escritor mucho más importante que Bolaño), y seguramente el periódico dedicará un gran artículo a este acontecimiento literario. Seguramente. Sí.

3653

Viernes, 13 de julio de 2018

Con lo de la señora Calvo, he recordado que una vez le saqué la polla de la boca a una vasca. Le dije No. Porque se puso a hablar de que había ido a Madrid y en el balcón del hotel estaba la bandera española y ella qué asco yo soy vasca, dijo. Como comprenderán no podía dejar que me la chupara semejante patriota vasca y le dije, No. Y se la saqué de la boca. Protestó un poco, eso sí. Pero mi polla apátrida (pero a fin de cuentas española), no podía meterla ahí, lo comprenderán ustedes.

Me gustaría saber, si aquello hubiera constituido hoy un delito. Para empezar, ella no me había dicho Sí expresamente. Yo me di cuenta de que la señora estaba muy caliente y ansiosa y quería meterse mi polla en la boca y por eso le metí la polla en la boca. Ya sé que ya por ahí merezco estar en la cárcel. Pero. En realidad lo que me interesa saber es si, en un caso como este, decir No también se consideraría agresión sexual porque de alguna manera fue agredir sexualmente a la mujer etarra, digo vasca, sacarle la polla de la boca.

¿No?

3652

Jueves, 12 de julio de 2018

Dice la señora Carmen Calvo una señora muy desagradable de ver y escuchar y ministra, que antes de follar o que te la chupen o de tu comerle el coño a una mujer esa mujer tiene que decir que Sí. Expresa y deliberadamente.

Es decir que tienes que preguntar y la mujer tiene que decirte Sí, métemela, o Sí, cómemelo, o Sí, chúpame las tetas, etcétera, antes de que los hombres puedan enfrascarse en dichas actividades. Si no lo hacen, pueden meterlos en la cárcel por agresión sexual.

-Pero papi por qué me la sacas ahora que era cuándo más sabrosa la sentía…
-Perdona, pero es que me acordé de que no me has dicho Sí expresamente antes de metértela y por lo tanto estoy en plena agresión sexual, por muy sabrosa que te parezca…

A estos singulares diálogos íntimos que a partir de ahora serán comunes a la hora de follar en España, los he bautizado como diálogos Carmen Calvo o (mejor) diálogos CarmenChochoQueTodoLoVeCalvo. No sé que le parecerá al ciudadano español en general pero yo tengo la impresión de que con esta nueva ley se follará bastante menos.

Santocielo qué país.

3651

Miércoles, 11 de julio de 2018

Estos días no se puede ver la televisión en España porque si lo haces salen en tropel del televisor cuatrocientos subnormales delante y detrás de unos toros. Y en todos los programas televisivos y en los periódicos y en toda partes lo primero que ves a cualquier hora es a los cuatrocientos subnormales corriendo detrás y delante y entre los pobres toros. Hay que ser subnormal, es lo primero que pienso cuando los veo. Los pobres toros van sobre todo asombrados de que haya animales tan imbéciles como esos que corren delante de ellos, y constantemente les perdonan la vida. Eso se nota enseguida, podrían matar a un montón de subnormales en cada encierro (así llaman a la cosa) pero no lo hacen porque entre el asombro de comprobar una vez más la estupidez humana y que son los toros animales generosos en general, no matan a los subnormales que podrían matar.

Por otro lado, el noventa por ciento (siendo conservadores) de la gente que va a las fiestas de San Fermín no va a correr detrás y delante de los toros (eso sólo los más subnormales), van allí a comer, emborracharse y follar. Claro que ahora con las cofradías del Chocho Austero y del Chocho Vigilante y con CarmenChochoQueTodoLoVeCalvo gobernando España, dudo que los pobres hombres que van allí a follar tengan una erección decente y por lo tanto la mayoría de las pobres mujeres que también van allí a follar, quedarán insatisfechas. Qué mundo.

3650

Martes, 10 de julio de 2018

Uno de los mayores peligros que enfrenta el periodismo español de hoy es el ChochoQueTodoLoVe. Una especie de animalito orwelliano, pero en chocho. Un Ojo que está en todas partes y todo lo ve, pero en chocho. Yo mismo, que hace muchos años que no permito que nada ni nadie mire por encima de mi hombro mientras escribo, a veces también siento su poderosa presencia. Es un ChochoOjo siempre severo. Siempre lleno de telarañas por falta de cualquier otro uso que no sea la defensa de la dignidad chochal. Siempre vigilante, siempre atento a la menor infracción cometida por los machos y el género masculino en general contra el ChochoSacro y contra el género femenino. Es raro ya encontrar un artículo que no haya sido escrito teniendo en cuenta y bajo la mirada amenazante del ChochoQueTodoLoVe.

A mi me inspiran mucho a la hora de escribir (y a todas horas) los chochos alegres y retozones y creo que los chochos alegres y retozones producen un gran periodismo y veo con gran inquietud como el ChochoQueTodoLoVe al abjurar de toda libertad y de toda alegría hace peligrar la independencia y la salud misma del periodismo español.

Y eso es lo que quería decir.

3649

Lunes, 9 de julio de 2018

Como se sabe hubo una gran marcha de maricones progres en Madrid. De esa fiesta he visto una foto donde un muchacho desnudo, conversaba con otros muchachos (vestidos), y el muchacho desnudo se había colocado una banderita en el culo. Una banderita gay. Le salía del culo y allí estaba la banderita clavada en el culo y el muchacho como si tal cosa en medio de la calle. Y enseguida pensé: los maricones progres ya han empezado a pensar con el culo. Digo maricones progres porque era sólo para maricones progres la marcha a los del Pp no los dejaron encabezar la marcha o algo por el estilo. Eso me recordó la isla pavorosa allí también la calle y las marchas son exclusivamente para revolucionarios.

Algún científico o equipo de científicos debería estudiar cómo se les ha ido trasladando el cerebro al culo a los maricones progres españoles. Y averiguar, claro, qué es lo que tienen ahora en el cráneo ¿los intestinos? Es algo digno de estudio no me dirán que no.

3648

Domingo, 8 de julio de 2018

La semana pasada fuimos a Begur e iban pasando los feos pueblitos del Bajo Ampurdán, nunca mejor dicho, y yo pensaba todo esto habría que bombardearlo y repoblarlo con japoneses (es mi última obsesión, ir repoblando el mundo con japoneses). Pero. Enseguida comprendí que sería peor porque los nacionalistas golpistas racistas catalanes cuando todavía no hubieran terminado de caer las bombas ya habrían convertido los pueblos bombardeados en guernicas con su árbol falso y todo y estarían incordiando los siguientes mil años lanzando griticos y lloriqueos y pataleando alguna danza ritual sagrada y llenándolo todo de cagadas amarillas. Qué horror, me dije.

Después llegamos a Begur y, para mi sorpresa, es un pueblo bastante bonito (la parte del centro, la periferia es espantosa) aunque completamente infectado. Dondequiera que se mira hay una cagada amarilla. Hasta un lugar de cubanos con banderitas cubanas me encontré fue una experiencia verdaderamente asquerosa ver las dos banderitas tribales y siniestras que eran sólo una y la misma banderita.

Y naturalmente hicimos allí lo que teníamos que hacer y nos largamos en cuanto pudimos.

3647

Sábado, 7 de julio de 2018

Me cae bien Cristina Fallarás la conocí en la etapa gloriosa y fugaz de Factual el periódico de Arcadi Espada. Allí escribía Fallarás prosas varias. Muchas muy buenas, ingeniosas y divertidas. En Factual, escritores y periodistas parecían mejores de lo que eran, gracias al férreo control y a la edición exquisita ejercida por Espada. Así Sostres, un cronista de restaurantes, así la Fallarás. A mí me gustaba la Fallaras por su desparpajo y por su pelambre roja no sé si auténtica siempre me pregunte si tenía el coño también rojo (santocielo qué cosa exquisita) pero nunca pude saberlo. Después Fallarás creó una editorial y me pidió un cuento para esa editorial y se lo agradecí porque me dio la oportunidad de escribir una historia policiaca, que era algo que hacía tiempo que quería hacer. La historia me sigue gustando y la incluí hace poco en un volumen que reúne mis relatos, digamos, largos.

Más tarde Fallarás apareció por las televisiones como agitadora social, pobre profesional de izquierdas, o algo por el estilo, y pensé, pobre mujer. Cuando Fallarás me decía que era roja yo siempre pensaba en su entrepierna, no en comunismo ni nada de eso. Esa es la verdad. Para mí, siempre fue evidente que Fallarás necesitaba un sueldo, a ser posible generoso, y que eso había provocado ese ataque de verborrea chavista y fidelista y progre y feminista y su vivir en las televisiones. Ahora la han nombrado, de manos de PODEMOS partido fidelista y chavista, a un cargo en RTVE, y ya Fallarás ha logrado (espero y deseo) ese puesto bien pagado por el que luchó (habló) tanto.

Es hora de que se calle por fin, creo.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011