Estampas

3723

Martes, 25 de septiembre de 2018

Solito. A las cuatro al aeropuerto. En el cielo las estrellas antes de entrar al túnel me recuerdan a La Giganta corriéndose para nosotros en Madrid. No quiero vivir sin ti me dices a veces yo tampoco te contesto, así que a algún acuerdo de extinción conjunta debemos llegar. Lo que es el amor lo que es la felicidad. No dormí apenas me levanté a orinar dos veces y como la ballena suele venir a la piscina del vecino en invierno, espero que pronto aparezca. Tiene lógica, las aguas frías. Siempre la pienso en las profundidades matando calamares gigantes y siento una extraña nostalgia. De matar, supongo. Hay en el jardín un corretear a ras del suelo, hay un vientecito que en las hojas rumia. Serán las dos o las tres. Algunas veces, tengo deseos de saltar la valla y sumergirme y bucear a ver si encuentro el punto en que lo casero entronca con los océanos pero no lo hago me quedo mirando con el pito en la mano desde la ventana. Dudo. Tiene lógica. Las aguas frías. Lo que es el amor lo que es la felicidad.

3722

Lunes, 24 de septiembre de 2018

Publica el escritor Aramburu una de esas páginas que publica en el diario. Aramburu acudió a un acto de homenaje a un asesinado por ETA y con su mejor tono rural va contando su llegada a un espantoso pueblucho vasco y su ascenso al lugar del homenaje (un sitio que imagino denigrante como todo paisaje patrio), y cuenta Aramburu cómo su almita vasca va enterneciéndose a medida que los etarras y herederos y usufructuarios de los asesinos se abrazan y besan con los familiares de los asesinados y musiquitas e imagino que un bailarín dándose patadas en la cabeza, aunque creo que esos bailes se reservan a los asesinos etarras al salir de las cárceles.

Y a todo lo largo y ancho la cantaleta oprobiosa de la reconciliación. ¿Por qué ha de reconciliarse la víctima? Pero la reconciliación se comprende nada tiene que ver con la víctima, tiene que ver con el lavado de rostro de los victimarios. Y. ¡Aleluya! Se ha borrado el odio de las miradas. Y qué final romántico el olivo español y el roble vasco, los patriotas necesitan sus símbolos sin simbolitos no hay país. Y noten la igualdad de condiciones que trazan los arbolitos: un arbolito por país.

El bestseller de Aramburu Patria es el gran sentimentalizador del crimen vasco y de la complicidad criminal vasca y de la indignidad de los nacionalistas vascos y de los patriotas vascos y el terreno abonado en el que instalar tranquilamente los cimientos de la futura Patria Nazi vasca. Un enorme logro no cabe duda.

Y yo que a veces pienso que los libros no sirven para nada.

3721

Domingo, 23 de septiembre de 2018

Ayer a las ocho en punto entramos. Ya el teatro de la diva Patricia Jacas en el jardín es el evento cultural más importante de los veranos barceloneses. Este es el tercer año y ya parece que se ha hecho siempre. La noche es una mujer recién corrida y se le ve gloriosa y satisfecha de que la habitemos, y tersa. Yo soy el único que ve a las Niñas correteando desnudas entre el público pero aún así creo que para ellos el jardín es también un poso de luz, cuánto sedimento han dejado los esplendores. La obra es de Jaume Boix y va de las canciones de la vida, de cómo ese animalito que llamamos amor se va metiendo en ellas y nos abandona, nos va dejando solos. Pat cada año que pasa más firme y natural en sus personajes, en la ficción, que es el único ámbito dónde uno llega a ser y a perdurar, verdaderamente.

Un mundo raro es el territorio exacto donde transcurre esa felicidad desamarrada que a todos nos mejoró alguna vez, ese territorio al que siempre regresamos en busca de lo que queda del inevitable naufragio. Se entra en el mundo raro de Jacas y Boix, como es lógico, con el ríspido latido del mundo a cuestas, se sale como con un rocío sobre el corazón.

3720

Sábado, 22 de septiembre de 2018

Un grupo de periodistas del diario El Mundo ha firmado una carta contra el periodista Arcadi Espada por decir mariconazo y polla en uno de sus artículos. La carta me ha recordado dos cosas (bueno, tres). Aquel discurso de Fidel Castro donde advertía que una cosa era la libertad y otra el libertinaje. Cuando alguien en una posición de poder comienza a reclamar que se distinga entre libertad y libertinaje (¡siempre en nombre del buen gusto!) lo que está pidiendo a fin de cuentas es la limitación de la libertad y el consecuente linchamiento del hereje. Lo otro que me recordó la carta fue las miserables misivas que firman los intelectuales cubanos para apoyar los fusilamientos en Cuba. No nos gusta la violencia (o la censura), la Revolución es generosa, pero.

Y por último, también recordé a Reinaldo Arenas en una universidad norteamericana, estábamos allí invitados (en los primeros tiempos de nuestra huída de Cuba aún nos invitaban), y Reinaldo dijo alguna verdad incómoda en ese tono burlón y ofensivo que a veces tenía y hubo murmullos del público y el rector interrumpió el evento y le dijo que contención, que no había que faltar el respeto. Nunca he olvidado la respuesta del escritor cubano y con el tiempo la he adoptado como lema de mi casa y de mi vida. Dijo Reinaldo, volviéndose hacia el rector y sonriente: Yo no he venido aquí a respetar.

3719

Viernes, 21 de septiembre de 2018

Saben ustedes que estoy revisando las galeradas del primer volumen de mis Emanaciones y apenas saco la cabeza. Pero. Ayer me llamó alguien y me dijo que el diputado Rufián se la quiere comer al periodista Espada de golpe. ¡De golpe! Me quedé bastante preocupado. No creo, francamente, que el diputado Rufián sobreviviría a tan colosal empresa. No le deseo ningún mal al diputado Rufián a pesar de ser él quien es y ser yo quien soy. Por eso ruego desde aquí que alguien le recomiende o le haga llegar mi libro De sexo al diputado Rufián. Allí hay un capítulo entero dedicado a la grandiosa polla del periodista Espada. Espero que la lectura de ese capítulo (y del resto del libro, que está mal que yo lo diga, pero es lo mejor que se ha publicado en España sobre sexo desde la Carajicomedia) disuada al diputado Rufián de comérsela ¡de golpe! al periodista Espada.

Ese pobre muchacho Rufián ha enloquecido.

3718

Jueves, 20 de septiembre de 2018

Lo de que las muchas jerigonzas menores españolas son una riqueza es una chorrada descomunal. Tonterías. Pujos tribales. Lo saludable y lo sensato es que en España la jerigonza oficial única sea el español (el castellano es una lengua muerta) y el que quiera hablar otra cosa, catalán, vasco, gallego, aranés o cualquier jerigonza aún más insignificante en su tiempo libre, bien, pero sin alharacas ni algarabías. Y. Sobre todo, hay que dejar de tratar a esas jerigonzas menores como si tuvieran alguna importancia, porque no la tienen. Lo mejor que podría pasarle a los españoles y a España es que esas jerigonzas desaparecieran lo antes posible. No sólo son un incordio, también el alimento fundamental del nazismo tribal.

Por otro lado, no recomiendo ninguna jerigonza menor para follar. ¿Quién duda de que la razón de que en el País Vasco no se folle la tiene la jerigonza vasca? No se puede mantener la polla dura o el chocho lubricado si le sueltan a uno esos chirridos en la oreja mientras folla. Los pocos que follan allí lo hacen en español. Es algo comprobado.

3717

Miércoles, 19 de septiembre de 2018

Leo lo de la asesina etarra y su gamba y pienso que, para resolver adecuadamente el asunto de los asesinos patriotas vascos, lo que necesita España es un Mosad. España necesita imperativamente un Mosad. La Justicia española poco puede hacer contra una Europa que trata a España como a un país de salvajes donde no hay democracia. Un Mosad. Con un Mosad español ni uno sólo de los asesinos patriotas vascos andaría suelto, burlándose de sus víctimas. A esta señora de la gamba un Mosad le hubiera hecho comer hace años una gamba definitiva y terminal. ¿Y De Juana, y Ternera? Podemos estar seguros de que con un Mosad español estos asesinos ya estarían en el cementerio, que es donde deben estar. Un Mosad español. Esa es la única solución para el problema de los asesinos patriotas vascos bajo la protección de países europeos o huidos por el mundo.

Un Mosad. No hay que olvidar que ETA fue un Múnich que se prolongó durante décadas. Hay que hacer con sus terroristas patriotas vascos lo mismo que el Mosad hizo con los terroristas palestinos de Múnich. Perseguirlos y eliminarlos donde quiera que se encuentren.

Qué idea fabulosa. No sé cómo no se me había ocurrido antes.

3716

Martes, 18 de septiembre de 2018

Mi sexualidad de un tiempo acá (antes no tanto) está bastante relacionada con el alcohol. En lo que concierne a lo inmediato. No es que el alcohol me desinhiba. Yo siempre estoy desinhibido. No. Tiene que ver con un incremento del deseo. Dos copas de champán me bastan para querer follarme a todas las mujeres que estén a mi alcance. Mi deseo es fundamentalmente un deseo heterosexual. Lo demás es juego de ocasión. Yo estoy digamos normal comiendo o cenando con amigos y después de beberme unas copas de vino o varias cervezas, o de beber el ideal champán, el panorama sexual cambia drásticamente. Donde antes no había deseo alguno de súbito hay unas ganas muy considerables de follarme a las camareras o a las vecinas de mesa. Sobre todo a las camareras. Las camareras son, como las pijas, sexualmente especiales procuran un extra de satisfacción sexual. Da igual si son dos o tres las camareras. Para resquemor de mis enemigos todavía puedo con todo. Así son las cosas.

Y al escribir esto no sé por qué pienso en el pobre Javier Bardem.

3715

Lunes, 17 de septiembre de 2018

Y ya que hablo de pajas tengo una amiga que cuando no puede dormir se hace una y se duerme al momento. La paja como somnífero. Cuando me lo dice yo siempre protesto y me hago el ofendido pero cómo no me llamas para qué están los amigos ya te la hago yo qué barbaridad de qué sirve una amistad si no sirve para estas cosas. Pero. Nada, nunca me llama. Ya sé que es complicado hacerlo en medio de la noche y es posible que al marido no le guste que lo despierten que al otro día se levanta a trabajar temprano. Su marido es un hombre muy civilizado y sexualmente cumplidor pero no le gusta hacer pajas, me lo ha dicho le he preguntado.

Yo siempre he dormido como un bebé como se dice, pero a veces cuando pongo la cabeza en la almohada y antes de quedarme rendido pienso en mi amiga piernas abiertas allá en su cama sin poder conciliar el sueño y echando mano a su somnífero, y entonces se me pone muy tiesa y ya no puedo dormir sin recurrir al somnífero de mi amiga. Lo que son las cosas.

3714

Domingo, 16 de septiembre de 2018

Me hice una paja tarde eran casi las dos y estaba trabajando (revisaba las galeradas de las emanaciones) y lo que leía me puso caliente suele pasarme con mi obra en general y en este caso especialmente porque en el libro hay muchos recuerdos atrapados y vívidos de los buenos tiempos. Dudé, porque era muy tarde y estaba cansado ya conocen ustedes esa crucial la más crucial duda existencial me la hago o no me la hago. Pero. Al final como siempre se impuso mi sentido común y pensé como siempre si no me la hago es una paja menos que me haré en la vida y si puedo hacerme una paja más en la vida por qué hacerme una menos, así que me la hice. Qué bien me olía el pito, por cierto. Y después me fui a dormir.

Creo que en lo que termino de revisar y corregir las galeradas de mis emanaciones casi setecientas páginas, voy a pasar por esto de tomar decisiones cruciales me la hago o no, muchas veces, es un libro lleno de vida y de su sustancia.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018