Estampas

3964

Miércoles, 5 de junio de 2019

Eros y política (Marian Beitialarrangoitia)

En el campo minado de la fealdad femenina abertzale y de la fealdad abertzale en general, destaca Marian Beitialarrangoitia. Yo lo que veo cuando miro a la señora Beitialarrangoitia es a uno de esos troncos que cortan los vascos a hachazos y luego se los echan al lomo en no sé qué tipo de ritual folclórico (tampoco voy a perder mi tiempo en averiguar esas sandeces).

Ya, se dirán ustedes ¿qué puede haber de erótico en un trozo de tronco cortado a hachazos. Pero. A ver si nos superamos un poco. Parecer un pedazo de tronco o un saco de patatas no limita en lo absoluto las posibilidades de retozo carnal. Los hombres son capaces de cualquier cosa con tal de meter el pito. Siempre le digo a mis amigas “las mujeres no saben que los hombres son capaces de metérsela a una pared, es lo único que les importa: meterla”. Pero se echan a reír y no me hacen caso. Las mujeres son maravillosas, pero un poco ingenuas.

La señora Beitialarrangoitia en un contexto minimalista blanco, despojado, ralo y famélico, alcanzaría un raro esplendor por contraste tipo oso hormiguero en una nave espacial o gorila en un quirófano. Y esos contrastes pueden ser muy eróticos para que lo sepan. En un bosque o entorno natural vasco de piedras y matojos Beitialarrangoitia sería un pedazo de tronco más, desprovisto de interés. Pero. En el contexto idóneo podría resultar un poderoso reclamo sexual. Aunque tal vez lo que pase es que yo adoro los comics y a Beitialarrangoitia la veo un poco como una versión femínea de Pedro Picapiedra.

La alcaldesa Beitialarrangoitia trae a la política española el antropomorfismo al revés, la sexualidad de los objetos inanimados, la morfología cuadrada y un cierto bestialismo vegetal que en el contexto adecuado sería interesante como experiencia erótica curiosa, o incluso depravada.


Teatro

3963

Martes, 4 de junio de 2019

Eros y política (Manuela Carmena)

El sexo pasados los sesenta si lo sabré yo es todavía una opción placentera, aunque todo es diferente ya lo que se ofrece no tiene el mismo atractivo ni la misma frescura es una mercancía algo pasada. A los setenta y cinco, que es la edad que tiene la señora Manuela Carmena, no sé si el sexo siquiera existe más allá de un triste aferrarse. Ya les contaré si llego allá.

Yo a Carmena (soy la vara de medir el mundo, qué quieren) tendría que ser que amaneciera con la veta depravada (que también la tengo) subida porque me parecería todo excesivamente incestuoso (lo incestuoso sólo es aceptable en dosis mínimas), pensaría en mi abuela qué les voy a decir. Bueno, no en mi abuela, que era una mujer dulce y tersa, sino en una abuela macerada y macilenta como vendría a ser la del cuento Caperucita Roja después de pasar un tiempo en la barriga del lobo. De dónde, por cierto, nunca la rescatan. Lo del rescate es la versión socialdemócrata del cuento de Perrault. Carmena en su juventud, he visto algunas fotos, era una mujer atractiva. Gran boca. Y hasta ese corte de cuerpo tipo potranca, que tanto me gusta. Si estuviera como he dicho con la veta depravada en su punto álgido, digamos, y consintiera en ayuntarme con la señora Carmena, lo que haría posiblemente sería confeccionar una máscara con una foto de Carmena joven y ponérsela a la Carmena actual, llegado el momento. Y todo lo demás debajo de las sábanas para no verlo. Y, claro, pedirle que no abra la boca durante el acoplamiento porque verle los dientes a Carmena es incompatible con una erección.

Carmena trae a la política española el sexo geriátrico el soplo incestuoso de la abuelita bellaciao ciao ciao, y una voz de estibador portuario que, curiosamente, constituye su gran baza erótica.

3962

Lunes, 3 de junio de 2019

Lo de VOX el todos contra VOX de la progresía española y de sus periódicos (comandados por El País, bautizado genialmente por Zoé Valdés como El Pis) y televisiones, no es un asunto ideológico. Es un asunto psicológico, una variante del síndrome de Estocolmo. Desde el mismo inicio de la democracia española la socialdemocracia (de derecha y de izquierda) ha trabajado en la implantación de un paisaje mental cuyo propósito es la creación de una manada moral. Quien rete ese paisaje mental es el enemigo. La ideología es secundaria. Esa manada moral estigmatiza cualquier idea que amenace las murallas que protegen el hábitat socialdemócrata. Tratar de atravesar esas omnipresentes murallas constituye una aberración. Este estado de cosas se entiende perfectamente al ver las reacciones de la manada moral ante la idea de eliminar las autonomías, recuperar competencias para el Estado, regular la inmigración o españolizar España. Progresista en España, significa vivir feliz y superiormente al amparo de la sombra moral de la socialdemocracia y el izquierdismo. Fuera de esa benéfica cobertura, fuera de las murallas, sólo hay fascismo.

VOX es la puerta que dice que hay vida fuera de ese cobarde y retrógrado paisaje mental socialdemócrata. Por eso hay que destruir a VOX. VOX es lo indecible, es la manera de escapar de la jaula socialdemócrata. Por eso lo odian tanto.

3961

Domingo, 2 de junio de 2019

Espada hoy se ocupa del suicidio de VR, por un video sexual distribuido, se dice, por un ex amante. Es un artículo lleno de brillanteces como es propio de nuestro primer Espada. Pero. Dice Espada: “Quizá creyera VR que el vídeo erótico formaba parte de su intimidad. Tal incongruencia debe combatirse”. No. El video formaba parte de su intimidad. Y sólo a ella correspondía compartir esa intimidad con otros, o no. Es nuestro deber vivir la vida sexual, y la vida, no por la parte baja del baremo humano, sino por la parte alta. Si no, ¿qué es la Civilización?

Los seres humanos se matan por muchos motivos, uno de ellos es la vergüenza. Especularé, a ver si voy a ser yo el único que no puede. El marido de la suicidada, si se confirma que en vez de comportarse como una persona civilizada (¡y hasta decente!) y consolar y quitar importancia al video en cuestión, se sumó a la manada de inquisidores, es responsable en gran medida de lo sucedido. No es lo mismo que un grupo de compañeros de trabajo te haga objeto de burla y sanción ¡moral! a que sea tu propio hogar el escenario de la cacería. El hogar es el refugio y la fortaleza que nos ampara del mundo exterior. Sin la seguridad del hogar quedamos a la intemperie y a merced de los lobos.

Y. Me apetece además decir esto: P.J. Ramírez, cuando trataron de chantajearlo, dejó pasar una excelente oportunidad de dar una lección de libertad y de excelencia a sus enemigos y a toda la sociedad española. Es decir, dejó pasar la oportunidad de convocar una conferencia de prensa y después de denunciar a los infames, declarar con la mayor convicción: Sí, ese también soy yo. ¡Y qué! La libertad es el bien supremo, tarados.

3960

Sábado, 1 de junio de 2019

Me envía mi hermano esta foto de los años ochenta. Lydia Cabrera, Carlos Montenegro, Enrique Labrador Ruiz. Ya Cuba no produce escritores de esta categoría sólo produce escritorzuelos. Cuando la República, Cuba era un emporio de libertad (en 1959 existían en la isla cincuenta y ocho periódicos independientes con una tirada total de 796.000 ejemplares diarios, además de semanarios como Bohemia o Carteles de circulación y prestigio continental) y producía escritores grandes.

Los marielitos nos propusimos honrar a estos escritores grandes que vivían empequeñecidos en el exilio y menospreciados por la academia y la intelectualidad de izquierda norteamericana y europea e ignorados por los millonarios analfabetos cubanos, naturalmente. No sé cuántos cubanos jóvenes han leído a Carlos Montenegro, Enrique Labrador Ruiz y Lydia Cabrera pero sospecho que pocos y que muchos no saben quiénes son. El castrismo no sólo ha envilecido y embrutecido a los cubanos (el llamado Hombre Nuevo Cubano es una especie de subnormal rumiante) sino que además ha subvertido la escala de valores moral, espiritual y cultural y ahora en la cúspide de esa escala de valores ya no hay excelencia y grandeza sino vulgaridad, bajeza y sumisión.

Sirva esta insignificante emanación de homenaje a estos tres grandes.

3959

Viernes, 31 de mayo de 2019

De lo de la mujer que se ha suicidado por un video sexual que hizo público una ex pareja, decir que me extraña que no se hable más del marido. La ex pareja es un canalla, de acuerdo. Ahora bien, el marido al enterarse del problema que angustiaba a su esposa y madre de sus hijos en vez de comportarse como una persona decente y como un marido amante y consolar a su esposa y quitarle importancia a la bajeza del patán, lo que hizo fue montarle (según fuentes familiares) una bronca a su esposa y de alguna manera sumirla en una desesperación aún mayor, y quizás definitiva. El marido, si se sentía impelido a hacer algo, podía haber ido a romperle la cara al que divulgó el vídeo, no tomarla con su mujer. ¡Que no había hecho nada malo, nada reprobable, nada que afectara su calidad moral! La ex pareja merece el mayor desprecio sin duda pero el marido es a mis ojos, al menos, un tarado.

Hasta que los hombres no dejen de considerar los cuerpos de las mujeres y los coños de las mujeres (¡incluso en retrospectiva!) una posesión personal cargada de implicaciones morales, estos horrores seguirán sucediendo.

3958

Jueves, 30 de mayo de 2019

Me pasa últimamente algo muy raro cuando salgo a pasear los perros si nos encontramos con algunas adolescentes esos grupos de muchachas uniformadas que salen de la escuela y forman un grupo bullicioso al regresar a casa, en vez de ver como antes y como es lógico y natural sólo la belleza juvenil la firmeza de las carnes los dientes rutilantes las encías rosadas las incipientes tetitas y los rostros lozanos veo además a esas adolecentes cincuenta años después. A la primera ojeada no, a la primera ojeada las veo ajustadas a su edad y pienso qué maravilla pero enseguida ante mis ojos envejecen y veo con la mayor precisión a cada una de ellas como si cincuenta años hubieran transcurrido en un segundo veo sus pieles secas los pelos sin brillo las tetas caídas los dientes opacos las encías grises las carnes majadas y en resumen veo su vejez la vejez. Esto es muy extraño incluso para alguien como yo. ¿No?

3957

Miércoles, 29 de mayo de 2019

En NY fuimos una tarde al Katz´s no iba al Katz´s desde hace treinta años. El mejor sandwich de pastrami del mundo y me hubiera gustado sentarme en la silla donde Sally fingió el famoso orgasmo pero no fue posible. Comí muchos pickles y unos tomates encurtidos fabulosos y bebí Kartz´s Ale qué asombrosa cerveza. Y allí sentado pensé en Meg Ryan que bella la joven Ryan me gustaba Meg Ryan por su encanto bobalicón el tipo de encanto que a mí, no sé a ustedes, me hace fantasear con que quien lo tiene me la chupe. También pensé en Woody Allen acosado por las mujeristas cuando pienso en Allen perseguido por esa manada de chochos adustos me da mucha pena la verdad y en mi cerebro Allen es como un unicornio acorralado por una manada de hienas. Y atravesamos caminando el famoso puente hasta Brooklyng y en Brooklyng nos hicimos fotos y nos tendimos en la hierba a tomar el sol. Y la penúltima noche fuimos a cenar al Lucien que solía visitar Hitchens según me dicen y agucé todos mis sentidos a ver si quedaba algo de él allí, pero no quedaba nada.

3956

Martes, 28 de mayo de 2019

Hablo con mi hijo y sus hijos en Miami y los veo en la pantalla saludables encantados de la vida. El joven abreu se dispone a comenzar la universidad (también trabaja, cuando no está en la escuela) y las pequeñas abreus me enseñan sus juguetes y sus dibujos ¡la pelirroja ya pinta mejor que yo! Viven en una confortable casa (que compraron con su dinero son muy trabajadores mi hijo y su mujer) en un apacible y céntrico barrio miamense y mantienen a sus tres hijos a los que no falta nada y tienen tres coches y cada niño tiene su habitación bueno las dos pequeñas abreus comparten habitación. Y el joven abreu me olvidaba ha ido a una escuela de élite carísima (es muy importante con quién te juntas a esa edad, dice mi hijo) que también han pagado mi hijo y su mujer con su trabajo. Son una típica pareja trabajadora de clase media hijos de cubanos que llegaron sin un centavo a America. Hijos de muertos de hambre. Mi hijo es un exiliado así se considera aunque afortunadamente ya es más norteamericano que cubano así sus hijos y su mujer. Historias como la de mi hijo son lo más común en America un país libre y generoso que ofrece a los refugiados y emigrantes no limosnas sino la oportunidad de lograr lo que sean capaces de lograr con su dedicación y su esfuerzo.

God Bless America, es lo que quería decir.

3955

Lunes, 27 de mayo de 2019

Ah, regresan las grandes luces y el cielo casi blanco y el olivo metálico. Abro los ojos qué maravilla abrir los ojos por la mañana y me quedo quieto, un poco por contemplar el jardín y otro poco porque si me moviera hacia un lado aplastaría al gato negro y si al otro lado aplastaría a uno de los perritos. ¿O son los dos? A ver. Son los dos. Así que me quedo quieto. Y la luz parece alguien aunque sé que no.

« Anteriores Más recientes »

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018