4381

Sábado, 1 de agosto de 2020

La izquierda y la derecha progre culogorda española claman contra la moción de censura de VOX. Puro pensamiento grupal y oveja. Ni caso. Qué creen, que el gobierno de Sánchez se caerá por arte de magia o por la intermediación del inexistente centrismo político español, o porque de pronto Sánchez y su pandilla verán al fin la luz al final del túnel de su traición y se arrepentirán. Hay que ser idiota. Nada de eso sucederá. Lo que sucederá es que Sánchez y su pandilla seguirán minando la democracia española (lo que queda de ella) y cuando los españoles dejen de aplaudir y pastar y alcen la cabeza vivirán ya en una república bananera y chavista supervisada por las comisarias de la chochocracia subnormal y las tribus vasca y catalana.

La moción de censura de VOX es lo único decente que puede hacerse porque el Rey no quiere llamar a un gobierno de coalición que detenga la caída de España, movilizando a las fuerzas armadas si fuera necesario. Ningún partido que no llame a la ilegalización de Bildu y al desmantelamiento del régimen autonómico merece atención. Hay regiones de España que ya no acatan la Ley y sus reyezuelos actúan con un desparpajo antiespañol nauseabundo mientras la marea etarra crece con la aquiescencia del ¡Ministro del Interior de España! y las víctimas de lo asesinos patriotas vascos son más humilladas y despreciadas que nunca. ¡Y esa es la normalidad!

Si al hilo de la moción de censura de VOX no llegan a la capital de España cientos de autobuses repletos de españoles libres e iguales para sitiar la Moncloa y el Congreso hasta que caiga Sánchez, es que los españoles envilecidos por cuarenta años de lavado de cerebro socialdemócrata se han rendido y España está perdida.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019