3968

Domingo, 9 de junio de 2019

Rivera no es un líder político nunca lo será. Aún en un lugar como España donde cualquier político puede llegar a ser líder de algo. He seguido y simpatizado y apoyado a Rivera desde el principio desde aquella foto desnuda que tanto me confundió (me hizo creer que Rivera era otra cosa) y he visto que Rivera es el tipo de hombre que a medida que aumenta su poder, más fofo se torna. Y lo fofo es por naturaleza dubitativo y cobarde.

Rivera ha convertido Ciudadanos en otro partido tradicional español tipo PP y PSOE lo demuestra que Rivera y Ciudadanos apearan con bajeza y alevosía a María Teresa Jiménez Barbat, fundadora de Ciudadanos, de las listas europeas de Ciudadanos. La marca de agua de Ciudadanos no es la excelencia es el compadreo. La defenestración de Jiménez Barbat ilumina el carácter de Rivera y Ciudadanos y deja claro que es un carácter adscrito a la corrupción (intelectual) la indecencia y la mediocridad tradicional del bipartidismo español. Si Garicano es el intelectual de Ciudadanos queda claro que aquello es un erial.

Como en las grandes y tristes historias del arte, cuando transcurra el tiempo necesario de Rivera sólo quedará este formidable tango.


La Diputada. Tango. Letra, música e interpretación, Patricia Jacas.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018