3939

Sábado, 4 de mayo de 2019

¿Son cosas mías o las mujeres que rodean a Sánchez ministras y ese tipo de gente son todas feas, muy feas, feísimas o pavorosamente feas? A Narbona me remito. Eso querrá decir algo. ¿No? Tengo que escribir sobre el engendro Narbona, hay mucho material ahí. Narbona es el tipo de mujer que si hubiera sido Eva la especie no habría echado a andar jamás porque Adán hubiera preferido follarse a la serpiente. Yo la serpiente, no sé ustedes.

¿Se han fijado por otro lado en la forma en que miran las mujeres de su séquito ministras y eso, a Sánchez, semental? Yo he estudiado mucho a las mujeres toda mi vida y he visto esas miradas muchas veces y sé que son miradas de mujeres arrobadas por el macho alfa y adoradoras del macho dominante. No digo que esté mal nada de eso, al contrario, a mí mismo me han mirado así muchas veces y es fenomenal para ambas partes se disfruta mucho, pero lo señalo porque lo veo y me pregunto si hay debilidad masculina en Sánchez que recurre a las feas y se rodea de las feas muy feas y pavorosamente feas para asegurarse esas miradas y esa devoción femenina porque esas miradas y esa devoción femenina le proporcionan seguridad. Es un tema interesante.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018