3933

Domingo, 28 de abril de 2019

Y decir, además, antes de que voten, que la Constitución del 78 fue uno de los momentos más luminosos de la españolidad, pero también fue esa Constitución quien nos ha traído hasta la España antiespañola y desigual de hoy. Esa Constitución ayudó a sacralizar los dialectos y los folklorismos regionales y ayudó a fortalecer el tribalismo español. Esa Constitución ya albergaba el forúnculo antiespañol y tribal que se ha ido pudriendo y cuyo pus contamina hoy la sociedad española y ha rebajado (¡gran paradoja!) lo español y alimenta la vergüenza de ser español en España en favor de las tribus regionales y de las identidades folklóricas y de una socialdemocracia parasitaria y botellón. La buena fe de los llamados padres de la Constitución ha sido nefasta para los ciudadanos españoles libres e iguales.

Ciudadanos españoles, no es cierto que la recuperación de competencias y el futuro desmantelamiento de las autonomías sea imposible. Es perfectamente posible y necesario. Sin el desmantelamiento del tribalismo español y sin la reducción de los pujos identitarios y nacionales e imperiales de las regiones españolas a niveles folklóricos no habrá España de ciudadanos libres e iguales.

Ciudadanos españoles, yo vengo del futuro y conozco muy bien el lugar al que quiere llevarlos la Izquierda española, los chavistas, el analfabetismo universitario español y el oportunismo y la cobardía de los intelectuales españoles. Ese lugar es la miseria y el crimen, es la dictadura con careta humana.

Voten por la Derecha.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018