3896

Jueves, 21 de marzo de 2019

Viví muchos años en USA y no tenía armas en casa. Pero. En USA la policía y las leyes no practican el buenismo político siempre a costa de las víctimas y del dolor ajeno. Contaré una anécdota. En Miami, una noche escuchamos un ruido en el patio y llamé a la policía. Llegó en unos minutos y el agente, enorme y amable, registró la propiedad y al final concluyó que, seguramente, el ruido lo había provocado un racoon. Le agradecí y cuando ya se iba, el representante de la ley se volvió y me dijo que si tenía un arma en casa y sorprendía a un intruso en el interior o exterior de mi propiedad, podía dispararle, que nada me pasaría, que la protección de la familia y de la propiedad privada son sagrados y el derecho a defenderlos está asegurado por la ley.

He recordado esto inmerso en la nube de plumas del gallinero progre español que está revuelto porque VOX ha planteado la posibilidad de que en España los ciudadanos respetuosos de la ley tengan un arma en casa si les parece, y puedan defenderse de los ladrones y los asesinos que pudieran asaltarlas, como ocurre a menudo. Cuántas plumas santocielo apenas se oyen los gritos de las víctimas. Nada de lo que asombrarse. Para la progresía española lo más importante no es la seguridad y la libertad de los españoles sino la lavativa moral a la que son tan aficionados.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018