3824

Martes, 8 de enero de 2019

Ahora por lo de VOX se debate mucho lo de las autonomías. No entiendo por qué la verdad está muy claro que las autonomías deben desaparecer por el bien de los españoles. Tuvieron su oportunidad gracias a la ingenuidad de los llamados padres de la Constitución (voy a dejarlo en ingenuidad aunque creo que al menos dos de los llamados padres de la Constitución eran agentes tribales). Tuvieron su oportunidad las autonomías, y la desperdiciaron. Y demostraron ser un desastre para los españoles libres e iguales. Y los españoles libres e iguales, no se dice lo suficiente, son lo único que otorga sentido al proyecto social español. Sin ciudadanos españoles libres e iguales no hay proyecto social español.

Las autonomías son un despilfarro descomunal y un pozo sin fondo de corrupción. Las autonomías han sido adalides de la tribalización española y han trabajado contra la igualdad de los españoles y la consecuencia de ese obsceno empeño es la existencia de españoles de primera y de segunda y ¡hasta de tercera! Las autonomías han llegado al extremo de conspirar contra el sistema que las permite y contra los españoles libres e iguales y contra la Constitución, y en el caso catalán y vasco ni siquiera se han detenido ante el asesinato político. ¿Autonomías? Ha llegado la hora de que los españoles libres e iguales se deshagan de esa oscurantista potala.

Las autonomías son una peligrosa concesión al tribalismo y al pensamiento mágico de raíces frenológicas.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018