3793

Miércoles, 5 de diciembre de 2018

La mejor manera de vivir respecto a una utopía es bien lejos. Lo más lejos posible. Cuando llegue alguien a hablar de liberarte y de conducirte al paraíso del comunismo, por ejemplo, es hora de hacer las maletas y largarte lo más lejos posible. Fuera del alcance de los revolucionaros y fuera del alcance de los que quieran liberarte y construir un mundo mejor y un mundo de igualdad y de justicia y toda esa mierda. Detrás de la palabras de esa gentuza libertadora y prometedora de un mundo mejor sólo hay campos de concentración, tiranía, hambre, cárcel, miseria y muerte.

Y ya que hablo de eso veo en los diarios y en las televisiones a los jóvenes españoles que han salido a las calles a berrear contra el partido VOX y en nombre de la utopía comunista y no me queda la menor duda de que cuarenta años de educación socialdemócrata en España han producido generaciones enteras de analfabetos y de imbéciles.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018