3616

Miércoles, 6 de junio de 2018

4. Es imprescindible por otro lado ilegalizar a los partidos tribales y nacionalistas separatistas (vascos y catalanes, principalmente). Pienso en Bildu, claro, y en Sortu y en el PNV, y en CDC (o como se llame ahora) y en la CUP y en ERC. España no puede permitir la existencia de partidos cuyo propósito sea destruir España.

(Y aquí lo dejo porque todo esto me aburre ya bastante).

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018