3430

Miércoles, 29 de noviembre de 2017

Voy al médico porque últimamente he sentido cierta ansiedad he estado algo ansioso. Mi madre padecía ansiedades y depresiones y es posible que algo heredara yo. La psicóloga poca cosa cerebralmente cómo puede ayudarme a entender algo de mi cerebro una persona mucho menos inteligente que yo, pienso, mientras conversamos. Está muy buena eso sí, la doctora. Joven y compacta con unas tetas duras y un culo redondo y como de piedra (parece una levantadora de pesas o una boxeadora o una de esas negras velocistas norteamericanas, pero es, ay, blanca, en qué mundo imperfecto vivimos). Regresaré, porque es un gusto mirarla mientras le doy un poco de conversación. Aunque. Probablemente en vez de disminuir aumente mi ansiedad al no poder tocarle las tetas y en general su cuerpo musculoso y ahora que lo pienso masculino: esa ambigüedad sexual es lo que me hará volver con toda seguridad.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011