3349

9 de septiembre de 2017

Pobre Rajoy. Tiene la obligación de defender a los ciudadanos españoles y tiene que parar a los golpistas y devolver la democracia a Cataluña. Y. La única manera de parar a los golpistas y devolver la democracia a Cataluña es arrestar a los cabecillas de las fuerzas sediciosas catalanas. No sé si el pusilánime Rajoy se atreverá a hacerlo. Veremos. Pero. Ojo. De todas formas, sólo sería un primer paso. Porque si España no recupera el control de la Educación en Cataluña, de nada servirá cualquier medida que se tome ahora, por drástica que parezca. No hay salida a la sedición de los nacionalistas catalanes y de los populistas fidelistas catalanes si se deja intacta la capacidad de adoctrinar y catalanizar a los niños españoles (todos los niños) que viven en Cataluña. No se puede mantener la integridad de España si se permite educar en el desprecio a España y en el odio a España a los niños españoles en España. ¿Es esto tan difícil de entender?

Da igual lo que haga el Gobierno español ahora ante la sedición de nacionalistas y de populistas fidelistas en Cataluña. Si no desmantela la maquinaria antiespañola en las escuelas catalanas todo será un ejercicio fútil, condenado al fracaso.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011