3320

2 de agosto de 2017

Les decía ayer, venezolanos, lo de la guerra civil, cosa monstruosa, pero he de ser honesto con ustedes, esa guerra no garantiza nada. Y advertirles que se enfrentan a una organización de asesinos que está entre las más sádicas y brutales del planeta. Sepan que en Cuba hubo también una guerra civil. En cuanto llegaron al poder los castristas los ciudadanos cubanos organizaron una considerable resistencia armada en las ciudades y en las montañas. Fracasó. Fue arrasada. Deben saber venezolanos que los esbirros de la policía secreta castrista (que dirige la represión contra ustedes, venezolanos) son asesinos brutales y despiadados. Si se enfrentan a ellos a sangre y fuego han de tener esto muy en cuenta. Sólo les diré que uno de los métodos del DSE castrista (G-2, en aquellos años) consistía en atar de los pies a la parte posterior de un automóvil a los insurrectos anticastristas, y arrastrarlos por los arrecifes de la costa cubana hasta que sólo quedaba de ellos una masa informe. Menciono una de las torturas atroces y uno (entre muchos) de los métodos atroces de la maquinaria asesina de los órganos represivos castristas a los que habrán de combatir. El enemigo castrista es bárbaro y cruel. Razón de más para matarlos, sí, de acuerdo. Pero sepan a lo que se enfrentan.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011