3215

El libro sobre García Vega reúne varios ensayos y entrevistas. Soy un hombre con muchas limitaciones (no tengo un cerebro analítico, por mencionar una) y de formación y cultura limitadas así que los ensayos de este volumen de acercamiento a García Vega y su obra, me resultan a ratos atrayentes, pero en general ajenos. Sin embargo, las entrevistas con el escritor, qué iluminadoras. En especial, la de Enrico Mario Santí, que nos deja ver a un Lorenzo García Vega culto y sagaz, y nos deja ver y esto es lo más importante para mí, su sanidad moral. Yo iba leyendo esta entrevista y escuchando la voz poderosa, clara y profunda de García Vega (una voz sin las truculencias de su prosa) y me preguntaba por qué García Vega no escribió sus obras con esta voz. García Vega se ocupó tal vez demasiado de su estilo y probablemente esto hizo daño a su obra. Pero. Qué hombres grandes producía aquella República, también me decía yo mientras leía a García Vega, muy crítico de la República como debe ser, pero al mismo tiempo producto y elogio en sí mismo de la República.

Que Cuba no produzca ya escritores como Lezama Lima, Lydia Cabera o Lorenzo García Vega, entre otros, es la prueba máxima del triunfo del enchusmecimiento y de cómo el enchusmecimiento se ha convertido en lo cubano.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011