4175

Martes, 7 de enero de 2020

Eros y política (Juan Cruz)

Lo más erótico que existe es la voz. No el culo o las tetas, que también, la voz. Yo me he topado con mujeres hermosas con fenomenales culos y tetas y rostros encantadores pero cuando han abierto la boca todo aquello que me tenía embobado y babeante se ha rebajado y afeado en presencia de su voz. Escucharlas me desanimaba, no lo suficiente para no follar, pero deslucía mucho la experiencia. Una voz sensual puede hundir o salvar eróticamente a su poseedor. La voz más erótica de la política española la tiene Cayetana Álvarez de Toledo, en eso coincidiremos. Una de mis más preciadas fantasías es apoyar la cabeza en su florentino cuello y una vez allí instalado que Cayetana me lea El Sur, de Borges. Cosas de escritores.

He divagado, lo sé, pero ya estamos en lo de Juan Cruz. El caso de Cruz es muy triste, porque casi tuvo una voz sensual, ¡estuvo muy cerca! pero algo se frustró en el camino. Yo creo que fue lo canario lo que malogró la posibilidad de que tuviera el señor Cruz una voz sensual. Ese acento que recuerda la vulgaridad tonal cubana ese chillar en vez de hablar esa búsqueda del chascarrillo supuestamente ingenioso pero siempre chambón, arruinó la posibilidad de que tuviera el eros político-periodístico español en vez de un Juan Cruz un Don Juan Cruz. Verdad es que lo tenía difícil en cualquier caso el señor Cruz. Téngase en cuenta que el señor Cruz es un hombre muy pequeño (enano, dirán sus adversarios) en cualquier sentido sobre todo el literario y es un hombre prácticamente indiferenciable de una ameba. No la ameba Naegleria fowleri o ameba comecerebros, sino la Entamoeba histolytica o ameba intestinal. Pero. A pesar de este pobrísimo punto de partida si no se le hubiera malogrado lo de la voz, el señor Juan Cruz sería otra cosa. Más sensual, incluso notablemente sensual, sin duda.

El señor Cruz trae a la política española la prueba irrefutable de que la voz puede ser un todo o nada erótico, trae la maldición chusma cubana de origen y trae la ameba Entamoeba histolytica o ameba intestinal que podría por primera vez en su larga historia haber dejado atrás su estigma diarreico-pestífero y haber convertido al diminuto en todos los sentidos Juan Cruz en un Don Juan Cruz. Pero.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2019