19 octubre 2007

Ya sé que ciertos editores, distribuidores y libreros pensaban que lo habían conseguido. Pero va a ser que no.


Los censores sólo triunfan allí donde ceden los libres.


MUY PRONTO A LA VENTA AQUI Y EN LAS LIBRERIAS QUE LO ACEPTEN.

Comentarios:

  1. Yo también te quiero mi amor y te mando un millón de besos. Y soy muy feliz de que seas mi Cristinita.

    — JA, 22/10/07   

  2. Querido Juan,

    Me alegro mucho de que te editen el libro. Yo puedo no estar deacuerdo en mucho de lo que expresas en tu libro, pero nunca lo censuraría. Tu bien sabes que no nos unen las ideas políticas. Pero por suerte tampoco nos alejan.

    Sabes que dejo tema político a parte, porque si algo no quiero es que una buena amistad se deforme por ello. Ni tu me harás cambiar ni yo a ti… y es que en verdad tampoco buscamos hacerlo.

    Pero si que defiendo la libertad de expresión, y por lo tanto no solo me alegro que te lo editen, me alegro que aun quede algo de dignidad en ámbitos cerrados. que cada vez cuesta encontrar dignidad en este Estado.

    No obstante, lo mismo que te pasa a ti a la hora de publicar, pasa al otro lado, por lo que la censura no es solo de una parte a otra, sino de las dos… ya te digo que los polos se atraen. Feedback censurista, en cualquier caso, censurable!

    Un beso de tu amiga independentista… cada uno tiene sus motivos por ser i sentir tal como es y siente. Lo bueno es que tu y yo nos respetamos por lo que somos.

    Te quiero

    — Cristina, tu cristinita, 22/10/07   

  3. Bravo, bravo, bravo, Juan. Nos felicito

    — G, 21/10/07   

  4. Gracias Subal, tomo nota, me encantó lo escrito.
    Un abrazo

    — Kubichi, 20/10/07   

  5. Estoy tan contento, que les regalo al señor Abreu y al señor Kubuchi un cuentito que he escrito recientemente;

    EL NEGRO DE FRANKFURT

    Durante la cena tuve una revelación, una intuición terrible. Un vacío cósmico. A ver cómo lo explico.

    Imaginen un boer holandés caminando elegantemente por una selva de Botswana. Delante suyo un pedazo de negro enorme abre a machetazos un camino entre la inmensidad. De repente se encuentran a un despreocupado pigmeo sentado de cuclillas, urgando la tierra en busca de gusanos u hormigas. El pequeño hombrecillo negro levanta la mirada y observa unas botas brillantes y luego unos pantalones blancos abombados, un revólver en la cintura, una guayabera desabrochada, ¡pelos en el pecho!, y un rostro a la sombra de un sombrero de explorador de la selva.

    Y el boer holandés anuncia al negro diminuto;
    —Eres alto, eres blanco y eres partidario del apartheid.

    No sólo revela esta verdad al pobre negro de la selva, sino que también acude a las tribunas, a los telégrafos, a los periódicos y anuncia que ese jodido negro bajito no es negro ni es bajito, sino alto y rubio, y que además es partidario del apartheid. ¡Descubierto un ejemplar de nazi de la selva! La noticia pronto recorrerá el mundo, de Berlín a Nueva York.

    El pequeño negro infeliz, un par o tres de años más tarde, acude a una cena en una ciudad alemana. Está lleno de editores. El negro sigue buscando gusanos y hormiguitas en el parqué del restaurante. Nadie le dice nada, pero todos saben que es alto, rubio y nacionalista pigmeo, y lo odian por ello, le temen y le desprecian. El pequeño negro no entiende nada o quizá lo entiende absolutamente todo. No tiene defensa alguna. Empieza a creer que es alto y rubio. Y se odia por ello. Y odia por ello.

    ***

    — subal, 20/10/07   

  6. Excelente noticia!, Juan. Enhorabuena.
    Besos,

    — La Reina de la Noche., 20/10/07   

  7. Bravo, Juan, felicidades. Abajo los sapingonautas!

    — La Cabezona, 19/10/07   

  8. Te felicito Kubichi, por tu cometario… casi se me cae una lagrimita.

    — M, 19/10/07   

  9. Un nuevo libro publicado de Juan Abreu siempre es señal de ¡Enhorabuena!

    [Aparte y junto: Lo de Kubichi ¡¡muy bueno!!]
    Os leo. Un lector.

    — Barbarito, 19/10/07   

  10. Forista Antonio, con el debido respeto, no entiendo eso de “alguien que ha leído muy poco” ¿Sobre qué y a quién, según tu, es bueno leer? ¿Conoces la obra de Abreu? El tema no está en si el escritor es un tipo muy informado o no. Incluso como divertimento Juan Abreu se refiere a esta obra como “mi novelita” porque es eso, un trabajo divertido, irónico y desenfadado pero ojo querido amigo; detrás de cada palabra hay un trozo de historia real vivida y sufrida por nosotros los exiliados de una dictadura nacionalista, represora y censuradora que devoró los sueños democráticos de todo un pueblo poco a poco hasta agotarlo y al buscar en las fuentes históricas de Rebelión en Catania encontramos géneros de conducta comunes que se repiten en los discursos nacionalistas de captación y luego en leyes represoras cuando llegan al poder. Te invito a no confundir nacionalismo con amor a Cataluña. El rasgo primero de los déspotas sale a superficie cuando confunden y difunden sectariamente qué es legítimo a la hora de amar el terruño y así consta en el recuerdo de la Alemania de Hitler, la Rusia de Estalin, la China de Mao, el genocidio en nombre del socialismo en Camboya, la intolerancia de las juntas militares de Chile, Argentina y Uruguay, la España de Franco, el Irán de hoy, el Afganistán de hace unos días y así y así y así pasando por la Cuba de Castro y el surrealismo de Hugo Chávez. Si eso ocurrió y ocurre en nuestros días, el futuro de Cataluña en manos como las del señor Rovira, que perdió los papeles como un niño en un programa de la tele cuando se le castellanizó el nombre, te aseguro Antonio que muchas de las libertades que gozas aquí y ahora ya no serán tales. Esa es la médula de Rebelión en Catanya. Hay mucha lágrima y dolor en sus jocosas páginas. Hay mucha verdad y mucho exilio entre sus hojas. Te corresponde a ti leer más e informarte más sobre los comportamientos sociales de los movimientos nacionalistas antes y después de llegar al poder. Verás que de allí a la dictadura solamente hay una botella de cava. Un abrazo desde Castelldefels de un cubano que ama Cataluña por lo que es y no por lo que intentan contar los políticos. Mírate por dentro, confía en tu corazón y verás que tras el nacionalismo se esconde el más miserable oportunismo dentro del cual tú solo figuras como pieza desechable de una siniestra maquinaria de Poder. Lo se por experiencia.
    ¡¡Juanito!! Asere, apretaste. Aché pa’ ti

    — Kubichi, 19/10/07   

  11. Juanillo!!! que bien en hora buena!!! muy cierto, los censores y dictadores se imponen cuando los libres lo aceptan…
    PP,

    — pp, 19/10/07   

  12. El problema no es la libertad de expresión sino la pobre calidad del libro. Un panfleto hecho de topicos escrito por alguien que ha leido muy poco.

    — Antonio, 19/10/07   

  13. Me alegro mucho por usted y la libertad en Catanya.

    Un saludo cordial.

    — Dani, 19/10/07   

Enviar comentario:

   

·

© Juan Abreu, 2006-2011