4035

Jueves, 15 de agosto de 2019

Plácido Domingo es un hombre al que le gustan las mujeres, y que hacía lo posible por meter en su cama a las que le gustaban, no tiene que pedir disculpas por eso. Esa cartica suya cobardica, muy mal. No hay nada delictivo en tratar de acostarte con las mujeres que te gustan. ¿Lo del Poder? Bueno, tiene dos vías. Los hombres poderosos (a veces) usan el poder para conseguir sexo. Las mujeres usan el sexo (a veces) para ascender socialmente o para avanzar su carrera a costa de hombres poderosos. No veo nada malo en eso. Cosas de la Evolución. ¿O es que ahora los bajitos van a empezar a denunciar a las señoras que los rechazaron porque las mujeres los prefieren altos por impronta evolutiva? ¿Forzó el señor Domingo a alguna de sus acusadoras para acostarse con ella? Parece que no, por lo que se sabe. ¿Violó a alguna? No lo parece. El señor Domingo era algo agresivo en sus coqueteos eróticos. Tal vez. Pero eso no es un delito. Ahora bien, si Domingo usó su fama y prestigio y el poder derivado para truncar o perjudicar la carrera de alguna mujer que lo rechazó, eso haría al señor Domingo un personaje moralmente despreciable. Pero no un criminal que merece el ostracismo profesional.

Lo único despreciable hasta ahora en este caso es la campaña de descrédito desatada contra el señor Plácido Domingo por las feministas chochotristes.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018