4028

Jueves, 8 de agosto de 2019

Hace algunos días despidieron a Álex Salmon, director de El Mundo de Cataluña. Fue Álex Salmon quien me pidió escribir para El Mundo de Cataluña y mientras fue mi jefe me trató con exquisita profesionalidad y, a pesar de que mis columnas no suelen ser complacientes con el pensamiento empaquetado, siempre Salmon hizo gala de un respeto absoluto por mi libertad de decir lo que estimara conveniente por contracorriente que fuera. Álex es una persona decente y quiero señalarlo porque la decencia es un valor escaso. Como nadie del diario se ha puesto en contacto conmigo, no sé si continuaré escribiendo para El Mundo, pero, en cualquier caso, quería públicamente expresar mi aprecio y mi agradecimiento a mi ex director, Álex Salmon, un gran profesional y una persona decente. Desde aquí le mando mi cariño y mi respeto y mis mejores deseos.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018