4018

Lunes, 29 de julio de 2019

Eros y política (Manuel Valls)

A primera vista el señor Manuel Valls parece un hombre apuesto pero hace poco lo vi de cerca y me causó muy mala impresión por sus aires de chulito guillotina y la piel del rostro que dan ganas de llamar a los bomberos. Luego está su boca de labios tan finos que parece que se traga a sí mismo cuando come. Aunque es cierto que los ojillos intrigantes y algo estrábicos le confieren un sesgo interesante si se le mira a distancia. De cuerpo, me sorprendió un poco porque tenía yo la falsa impresión de que se trataba de un hombre alto, y no, apenas me llega al hombro así que más bien es un tipo pequeño. No crean, es frustrante que tarde o temprano todos los hombres terminen siendo más pequeños que yo.

Eróticamente hablando, el señor Valls es del montón aunque como es un hombre que ha sido poderoso y es francés es posible que tenga éxito entre los hombres españoles que son muy afrancesados. No sé sin embargo cómo le irá con las mujeres españolas que a mi modo de ver son más de italianos y de cubanos. Pero. Es justo que diga que tengo amigas cuyo criterio sobre el señor Valls y sobre la capacidad intelectual del señor Valls, es completamente vaginal.

Los enemigos de Valls y los envidiosos, que son legión, han estado propagando que Valls dio un braguetazo como se dice en cuanto llegó a Cataluña, porque conquistó a una catalana riquísima (no físicamente, la vi el mismo día que vi a Valls y no me pareció gran cosa), de gran fortuna quiero decir. Estas insidias que he tenido la oportunidad de escuchar sobre todo en círculos intelectuales y periodísticos (ya saben ustedes que esa gente es lo peor), me han molestado bastante. Chismes machistas. Porque. A ver. ¿No puede haber sido al revés y la señora millonaria haber dado un bragazo al conquistar al señor Valls?

Valls trae a la política española el napoleoncito sin caballo el nacionalismo catalán de toda la vida pero en francés, el bronceado electrocutado, la mano tendida a lo Fouché la mamalonería de alcurnia y una forma de hacer política empingorotada pero idiota que hará escuela en España con la mayor seguridad.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018