3992

Miércoles, 3 de julio de 2009

Ya voy por el año 2015. Como saben reviso y corrijo y reescribo el volumen de Emanaciones (2012-2015). La verdad es que estoy muy contento con lo que voy encontrando y con lo que podo, despiojo, cepillo y peino y raspo y añado. Me llama la atención que al hablar del tiempo que estuve ocupado con el Superensartaje y la Periferia, a veces hago referencia a obras que ya no existen porque pinté sobre ellas otro cuadro o sencillamente las destruí. Quiero decir que lo que queda del Superensartaje y la Periferia es también y de forma decisiva lo escrito y quedarán algunos y hasta muchos cuadros como cuadros solamente escritos. Lo que no tiene que ser malo necesariamente porque muchas veces el cuadro por escrito era mejor que el cuadro pintado.

Un niño ahogado

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018