3984

Martes, 25 de junio de 2019

El partido CIUDADANOS y Rivera no tienen nada que negociar con el PSOE de Sánchez. Con el PSOE de Sánchez no, aunque no estoy seguro de que otro PSOE sea un tipo de basura diferente de la basura antiespañola que es el PSOE de Sánchez. Las renuncias del socialista Roldán y el alarde propagandístico del socialista Nart (deja la ejecutiva de CIUDADANOS pero no el escaño europeo de CIUDADANOS) a lo que huelen es a una movida interna ¿Garicano? para debilitar a Rivera. El problema de Ciudadanos es que siempre ha estado demasiado cerca del socialismo y demasiado alejado de la derecha, no al revés. Es evidente que al PSOE de Sánchez no le interesa negociar con fuerzas constitucionalistas y fieles a España, si le interesara ya lo hubiera hecho. ¿Quién se lo impide? Que pacte con la tropa heredera y cómplice de los patriotas asesinos vascos o con los golpistas racistas catalanes, que es a fin de cuentas el objetivo del PSOE. Ayudarlo a enmascarar ese objetivo sólo beneficia a Sánchez y al PSOE y es pura farfolla.

Ah, y VOX, a pesar de todo, sigue siendo mejor opción para forjar alianzas a favor de la Constitución y de los ciudadanos españoles libres e iguales que el PSOE de Sánchez y sus aliados.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018