3982

Domingo, 23 de junio de 2019

Si se raspa bien todo lo superfluo y el aluvión de palabrería y los pujos de las plañideras feministas cerebros seriados ¡qué malos son los hombres! lo que queda, sin duda alguna, es una Justicia española adaptada a las exigencias de la Industria del Género y quedan naturalmente las concesiones de jueces y políticos inescrupulosos y cobardes que piensan que sacarán rédito de una justicia adaptada a los genitales de la víctima o el acusado.

La Justicia libre e igual para todos los ciudadanos no condenó a 15 años de cárcel a la famosa Manada, la condenaron las turbas y los escritorzuelos de periódicos y los tele evangélicos de las tertulias de la izquierda. Es indecente que las mujeres pidan a la justicia trato de favor, como sería indecente que los hombres reclamaran trato de favor porque han sido ellos y no las mujeres los que han muerto (a millones) defendiendo la libertad de todos.

Quiero decir que continúa imparable la corrupción social y moral de España. Y en consecuencia llega a España la Justicia de Género, la Justicia Vaginal.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018