3972

Jueves, 13 de junio de 2019

Estoy leyendo a Ayn Rand.

“Para gloria de la humanidad, existió por primera y única vez en la historia del mundo un país del dinero, y no tengo más alto rango y más reverente tributo que ofrecerle a los Estados Unidos de América, porque eso significa un país de razón, justicia, libertad, producción, logros… por primera vez, la mente del hombre y el dinero fueron liberados, y no hubo más fortunas por conquista, sino solo conquistas por trabajo, y, en vez de guerreros y esclavos, surgió el verdadero forjador de riqueza, el mayor trabajador, el tipo más elevado de ser humano: el hombre hecho a sí mismo, el empresario norteamericano”.

“Si me pedís que nombre la distinción más orgullosa de los norteamericanos, escogería, porque contiene todas las demás, el hecho de que fueron el pueblo que acuñó la frase: hacer dinero. Ningún otro lenguaje o país había usado antes esas palabras; los hombres siempre habían pensado que la riqueza era una cantidad extática, a ser arrebatada, mendigada, heredada, distribuida, saqueada u obtenida como un favor. Los norteamericanos fueron los primeros en entender que la riqueza tiene que ser creada. Las palabras hacer dinero contienen la esencia de la moralidad humana”.

Amo a esta mujer.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018