3949

Martes, 14 de mayo de 2019

Cuando llegué a España y a Europa me dije qué maravilla los europeos. Es verdad que habían inventado los tres sistemas totalitarios más asesinos y siniestros de la Historia de la Humanidad, pero, aún así pensé qué maravilla los europeos, los europeos son la Civilización, pensé. Pero enseguida se me fue pasando. Me di cuenta enseguida de que los europeos son la misma mierda que todo el mundo. Llevaría un año en Europa cuando, durante una conversación con amigos que me miraban como al sudaca que soy, auguré la vuelta del fascismo (en versión nazi o comunista o ambas) a Europa, demorará unos cincuenta años, dije. Se rieron mis amigos blancos y europeos. Yo me equivocaba. No en cincuenta años, será antes. Ya por doquier prolifera la industria de los derechos y por doquier se enseñorea el culto a la banalidad, la estupidez, el atavismo sentimental, el mujerismo imbécil y la conversión de la libertad en un accesorio de la corrección política o el reclamo tribal.

Vendrán nuevos tiempos y serán los mismos

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018