3889

Jueves, 14 de marzo de 2018

Mirando lo del juicio notaba algo y no sabía lo que era y me esforzaba en saber me saltaba a la cara como se dice algo conocido cuando miraba en lo del juicio a los catalanes testigos. Y hoy por fin viendo a una funcionaria más elusiva que una anguila, y todo en ella de persona cautiva o cómplice (esas son las opciones) comprendí que lo que notaba yo, lo que me saltaba a la cara era la similitud, la completa similitud de estos catalanes testigos con los cubanos que te encuentras fuera de Cuba pero han de regresar a la isla. La falsedad y el temor típico de estos cubanos, que han de regresar a un país férreamente controlado por una mafiosa tribu castrista que anota, sopesa y archiva cada una de sus palabras en el extranjero y les hará pagar por cualquier asomo de libertad fuera del corral patrio.

Eso es lo que sucede con los catalanes testigos del juicio, cuando concluyan sus declaraciones no regresan a la España democrática, regresan a un país llamado Cataluña firmemente controlado por la mafiosa tribu catalanista. Y saben que tienen que vivir en ese otro país que no es España y pagar un precio por cualquier asomo de libertad en el extranjero. No hablo de los cómplices, naturalmente, que de forma voluntaria tratan de ser fieles y de favorecer la dictadura racial catalana, hablo de los funcionarios que alguna vez se creyeron españoles y hoy ante el tribunal sin embargo saben que eso no les servirá de nada cuando regresen al corral.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018