3856

Sábado, 9 de febrero de 2019

Sigo con Montefiori y los Románov y los rusos cuya autocracia venía de los mongoles ya sabía yo que los rusos me parecían algo mongólicos y era por eso. El libro muy interesante ameno e ilustrativo como suele Montefiori y esto que me encuentro tan temprano en la página 87, qué delicia:

“Un grupo de Zelotas de la Piedad, protegidos por el confesor del zar, lo animó a lanzar una campaña de regeneración moral de carácter puritano para corregir los vicios de los moscovitas. Un visitante alemán, Adam Olearius, habla de danzas voluptuosas, de gestos obscenos con el culo al aire, de mujeres borrachas y desnudas con las piernas abiertas a las puertas de las tabernas y por supuesto de los placeres de la carne, y añade que los moscovitas eran muy aficionados a la sodomía, no sólo con muchachos, sino también con caballos”.

¡Folladores de caballos! Qué maravilla de libro cómo voy incesantemente confirmando todo lo que pensaba sobre los rusos.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018