3787

Miércoles, 28 de noviembre de 2018

He escrito una trilogía de novelas que tratan, de eso tratan no se dejen engañar ni siquiera por mí, de que la vida es insoportable. He imaginado y puesto por escrito de manera inmejorable, rutilante me atrevo a decir, de manera jamás vista, un mundo futuro sin muerte un mundo de Entretenimiento y juventud y salud y perennes e inagotables posibilidades ¡un mundo sin culpa! y aún así, en la tercera novela el personaje principal es un hombre que busca la muerte quiere cesar anhela acabar no ser más y busca la muerte como hoy en día nosotros hombres primitivos y en consecuencia mortales buscamos la vida. En ese mundo mío imaginado y escrito, y por lo tanto ya incrustado en el proyecto fundamental de la especie, hay hasta un juego llamado Impunidad Total, que es como su nombre indica el mejor juego jamás inventado. Pero eso no disuade a mi personaje.

Nuestro propósito fundamental como especie ha de ser, claro, huir a las galaxias, pero también inventar un tipo de Entretenimiento que sea capaz de extinguir, en eso que llamamos humanidad, el anhelo de paz y silencio definitivos.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018