3769

Sábado, 10 de noviembre de 2018

Me manda mi amigo Portal el video de la última vez que estuve en la Feria del Libro de Miami. En el video digo lo de siempre, que hay que decir no a los militantes del olvido, que hay que pedir justicia, que hay que dejar testimonio, que no escuchemos a los milicos escritorzuelos del castrismo que van por el mundo repitiendo las consignas de la policía cubana: las dos orillas, la reconciliación, somos un mismo pueblo, los odiadores qué malos son… y el resto de la sucia música de la rendición. La rendición, se entiende, de los cubanos exiliados y anticastristas, que son los únicos cubanos libres que existen. Ya sé que cada vez seremos menos, ya sé que cada vez serán más los escritorzuelos y pintorzuelos lameculos vendidos y los esbirros a sueldo. Pero jamás nos rendiremos. Nunca.

La libertad es el bien supremo, lameculos.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018