3719

Viernes, 21 de septiembre de 2018

Saben ustedes que estoy revisando las galeradas del primer volumen de mis Emanaciones y apenas saco la cabeza. Pero. Ayer me llamó alguien y me dijo que el diputado Rufián se la quiere comer al periodista Espada de golpe. ¡De golpe! Me quedé bastante preocupado. No creo, francamente, que el diputado Rufián sobreviviría a tan colosal empresa. No le deseo ningún mal al diputado Rufián a pesar de ser él quien es y ser yo quien soy. Por eso ruego desde aquí que alguien le recomiende o le haga llegar mi libro De sexo al diputado Rufián. Allí hay un capítulo entero dedicado a la grandiosa polla del periodista Espada. Espero que la lectura de ese capítulo (y del resto del libro, que está mal que yo lo diga, pero es lo mejor que se ha publicado en España sobre sexo desde la Carajicomedia) disuada al diputado Rufián de comérsela ¡de golpe! al periodista Espada.

Ese pobre muchacho Rufián ha enloquecido.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018