3708

Lunes, 10 de septiembre de 2018

La invitada de honor del Liber este año es la dictadura cubana. No Cuba, porque si se invitase a Cuba y a la literatura cubana, tendrían que invitar a los más importantes escritores cubanos, a los únicos escritores cubanos libres, es decir a los que vivimos en el exilio. Así que no es a Cuba, donde no hay libertad de prensa ni de edición ni de expresión (con la Revolución todo contra la Revolución nada, decretó el tirano) a quien invita el Liber. No es a Cuba donde no hay libertad de asociación ni derecho a huelga ni editoriales independientes ni escritores que no estén al servicio, en una medida u otra, de la dictadura. Aceptar la dictadura es estar al servicio de la dictadura. No es a Cuba, donde no hay mundo editorial ni editores independientes ni escritores libres a quien invita el Liber sino a una dictadura que sofoca cruelmente cualquier disidencia.

Ah. Y. Llamó mi atención que en el anuncio del Liber aparezca un león como saliendo de una selva y desde que vi la cosa estoy preguntándome qué tendrán que ver un león y una selva con una isla donde no hay leones ni selvas. León había uno, rectifico, en el zoológico habanero, pero se lo comieron los hambrientos cubanos que padecen la dictadura invitada de honor del Liber.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018