3680

Jueves, 9 de agosto de 2018

Hace unos días el señor Torra escribió un artículo nazi. Anunciaba el artículo La noche de los cuchillos (amarillos) largos. En el artículo nazi Torra amenazaba a los que, como yo, están contra el separatismo antiespañol y golpista catalán. No hay ningún problema con que Torra sea nazi los nazis tienen derecho a existir en un país democrático como España (siempre he creído que fue un atropello cerrarle la librería nazi a un nazi en Barcelona, y meterlo en la cárcel por sus ideas algo atroz) y pueden escribir artículos nazis para eso hay libertad de expresión. El verdadero y grave problema es que Torra es presidente de la Generalitat, es decir es un funcionario español. El problema de España no son los nazis sino que un nazi gobierne una importante provincia española y que sea natural y aceptable para el Gobierno español y para los ciudadanos españoles libres e iguales que gobierne una de sus provincias un nazi, funcionario a sueldo del Estado español.

No es el Mal sino nuestra frivolidad, nuestro envilecimiento, nuestra cobardía, y nuestra desidia ante el Mal lo que nos ha derrotado.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018