3560

Domingo, 8 de abril de 2018

Ser alemán es difícil lógicamente, si pensamos en lo que hicieron los alemanes a los judíos en los campos de exterminio se comprende que sea muy difícil ser alemán. Los alemanes, siempre dan la impresión de tenerlo todo controlado, pero yo creo que es sólo fachada y que están más necesitados que nadie de los servicios de mi admirado Profesor Mzyztik. Especialmente la ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, la vi en la televisión por lo de la liberación del golpista Puigdemont, y enseguida pensé ¡qué necesitada está de una sesión intensiva con el Profesor Mzyztik! Los alemanes no follan mucho, al menos no de manera convencional, lo de ellos es el sadomasoquismo, sé de lo que hablo. He estudiado e investigado, digamos sobre el terreno, el asunto. Esta afición al sadomasoquismo (y lo de los judíos, claro) produce en los alemanes una tensión singular (muy alemana) en las arrugas (o pliegues) del ano y creo que en esas circunstancias el trabajo del Profesor Mzyztik podría ser muy beneficioso para la Ministra de Justicia.

Acabo de enviarle las señas del Profesor Mzyztik a la socialdemócrata Barley. Me tomo muy en serio la Justicia alemana y le deseo lo mejor a su ministra de Justicia.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018