3531

Sábado, 10 de marzo de 2018

Termino las cartas de Cheever. No era la juventud lo que les daba cierto optimismo feroz, como pensé al principio. Ese optimismo persiste en sus cartas hasta el final. Y llegando al final esta carta a un amigo poeta que quiere escribir novelas y pide consejo al maestro Cheever.

Querido Phil: El único consejo que puedo darle a un joven novelista es que se folle a una buena agente. Que se la folle y, si ella insiste, que se case con ella. Es el único modo de salir adelante. William Faulkner, James Gould Couzzens e incluso Gay Talese se follaron a sus agentes. Soy viejo y estoy cerca del final del camino y, si un joven de talento viniese a verme en mi lecho de muerte y me pidiera consejo, le susurraría: Fóllate a una buena agente.

Yo no me follé a mis agentes tuve varias y así me ha ido. Mi última agente fue Carmen Balcells, pero a Balcells no la cuento entre las oportunidades perdidas quién coño iba a follarse a Carmen Balcells.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011