3351

11 de septiembre de 2017

Lo más importante que pasó y pasará hoy (no para mí, sino en general) en toda Cataluña es que recibí temprano una foto de mi libro delicadamente apoyado (reclinado es tal vez más exacto) sobre uno de los chochos más fabulosos del mundo. Qué forma qué consistencia qué carácter qué conformación. No diré nada del olor porque tendría que escribir cien páginas. A estas alturas ya lo habrán adivinado. ¡El chocho de La Giganta! ¡Sí! Nuestra querida Giganta me envía una foto bellísima con mi libro. ¿Dónde mejor puede estar mi libro que sobre ese cuerpo santocielo ese cuerpo? ¿Dónde mejor puede estar que entre las piernas de La Giganta que es uno de los personajes principales e inspiración fundamental de mi libro? Me digo enseguida. Mañana les pondré la foto por aquí. Y ya que estamos a la vera del chocho de La Giganta que es como un altar o algo así aprovecho para pedir a todas las lectoras y lectores de mi libro que me manden fotos de este gozoso estilo, con mi libro. Porque el cuerpo y el placer y el sexo y naturalmente la alegría de la vida y de vivir y la dicha de la vida viva, podría decirse, son a fin de cuentas los protagonistas de mi libro.

¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué no pueden esperar a mañana? Bueno. De acuerdo. La pongo.


Comprar, aquí

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011