3347

7 de septiembre de 2017

Alguien debería darle una medalla a ese hombre. Qué firmeza, cómo ha aguantado estólido. Qué Nadal qué Contador qué Muguruza qué Belmonte. Eso es un campeón. Quince horas de Golpe de Estado televisado en el país del que es Presidente de Gobierno y él ¡sin pestañear! Inmutable. (¿Dormido quizás?) Impávido. Eso es un number one. Alguien debería darle una medalla a ese hombre. Quince horas. Televisado. En el país del que es Presidente de Gobierno. Golpe de Estado. Burla absoluta y humillación total y robo descarado a los ciudadanos españoles a los que él está obligado a defender y amparar de sediciosos y golpistas y ¡sin pestañear! Alguien debería darle una medalla a ese hombre. Qué Nadal qué Contador qué Muguruza qué Belmonte. Lo que ha hecho ese hombre tiene que ser un récord mundial no hay dudas es algo que está al alcance de muy pocos. Ese mirar hacia otro lado, ese desentenderse de sus obligaciones (sin dejar de cobrar y dormitar ¡todo a un tiempo!) ese saber estar inasequible a la burla o al escarnio ese desprecio por los españoles ese tragar sin medida ni límites ese hundir en la indecencia a los ciudadanos que representa. ¡Quince horas! ¡Golpe de Estado! ¡Televisado! ¡En directo! Qué Nadal qué Contador qué Muguruza qué Belmonte… Alguien debería darle una medalla a ese hombre.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011