3325

7 de agosto de 2017

Sigue en Francia la polémica por el uso del burkini, una cosa atroz que se ponen las mujeres esclavas musulmanas para bañarse en piscinas y playas. No entiendo la polémica, francamente, burka, burkini, niqab, chador, etcétera son vestimentas impuestas a las mujeres musulmanas por la cultura machista y misógina musulmana (que las quiere sumisas) y deberían ser prohibidas en los países civilizados como Francia. Ningún esclavo es libre, así que no me vengan con lo de la libertad individual. La libertad individual tiene sus límites, además. Exhibir esclavas con el uniforme correspondiente, como hace el macho musulmán, es uno de ellos. En los países civilizados de Europa esto no debe permitirse. Es como permitir que su amo saque a pasear a un negro encadenado. Los musulmanes pretenden imponer en Europa atávicas costumbres machistas y misóginas propias de sociedades atrasadas (iba a escribir inferiores, podría hacerlo). Las sociedades modernas y civilizadas como la francesa no deben ceder ante esta invasión oscurantista. A las mujeres no se les debe imponer uniformes de esclavas (burka, burkini, niqab, chador, etcétera) en nombre del respeto a las grotescas costumbres de una cultura atrasada, machista y misógina, como la musulmana. Hacerlo es discriminar a las mujeres musulmanas. ¿Tolerancia? No veo por qué hemos de ser tolerantes con la esclavitud femenina.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011