3189

Sigo con el Diario. El libro con mayor cantidad de verdad que he leído. Qué hombre libre y valiente. El mejor baremo de la grandeza de un hombre es la cantidad de libertad que es capaz de soportar.

“Hirsch, dirigiéndose a mí concretamente: ¿Va usted a veces a pasear por los suburbios, Léautaud? ¿Ha visto usted a los niños que se ven? Niños que ya tienen el aspecto de pequeños viejos. Niños que viven hacinados en viviendas sin espacio, sin aire. Es espantoso pensarlo.”

“Le he replicado a Hirsch: Otra cosa que me es completamente indiferente. Esa gente cargada de hijos no tenía sino que no hacerlos. Leo algunas veces en el periódico que fulano no encuentra donde alojarse porque tiene cinco o seis hijos y no quieren nada con él. ¿Qué quiere que haga yo? No tenía sino que no hacerlos. Él se creyó esas patrañas que le sueltan a la gente para que tenga hijos. Peor para él. ¿Tengo yo hijos, me he casado, sabiendo que mi situación no me permitía mantener a una mujer? Respondía, sobre todo, eso es cierto, a mi gusto absoluto por la independencia. Me niego, en todo caso, a alimentar a los hijos de la gente que ha cometido la estupidez de hacerlos”.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011