3182

Y lo de Pla. ¿Es posible la expresión de la intimidad?, se pregunta Pla. Y la respuesta es no. No. La intimidad no puede ser la espontaneidad pura, si existe tal cosa. En todo caso sería la anotación desprovista de literatura. Si fuera posible, que no lo es. La secreción (banalidad en carne viva) también es literatura. Estamos, creo, por desgracia, ante un problema insoluble. Porque en el momento en que la escribes (o eso piensas) la vida se convierte en literatura. La vida vivida (¡y vívida!) implica, me temo, la ausencia de escritura.


Cortesías

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011