3153

La casa el hogar como se dice tiene impregnada nuestra humanidad o algo así cuando uno regresa no es sólo volver a un sitio es volver a uno mismo de cierta manera. Uno pone eso nuestro cerebro se entiende pone eso en lo inanimado a fin de cuentas pero es extremadamente real lo es y por lo que a mí respecta orgánico y que sea obra de nuestro cerebro no lo disminuye en lo absoluto: qué no lo es. Obra de nuestro cerebro quiero decir.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011