2006

“El feminismo lesbiano sólo ha producido la marginación y la miniaturización de las mujeres. No ha surgido ninguna gran obra de arte o intelectual a partir de él. Por el contrario, ha asfixiado con propaganda a las jóvenes y ha obstruido su talento, limitando su visión y constriñendo sus emociones. A partir del momento en que entran en el mundo lesbiano, las mujeres dejan de crecer”.

“El destino de la mujer es gobernar al hombre. No servirle, halagarle ni depender de su guía. Tampoco insultarle, despreciarle ni estereotiparle como agresor. Los hombres gays y los artistas crean un reino apartado del poder de la mujer, pero la mayoría de los hombres exigen que las mujeres los dirijan y los relacionen con el inframundo de la verdad emocional. Cuando las mujeres se apartan de los hombres, como ha ocurrido a gran escala en el feminismo lesbiano, lo que tenemos entre las manos es un desastre cultural”.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011