1300

A mis lectores dispersos por el mundo contarles que en Cataluña, provincia de España, hay un político llamado Duran i Lleida. Este señor trabaja y cobra de, y representa, al Gobierno de España. El mismo señor dice que el Gobierno de España es una cloaca y que el Gobierno de España le roba. Y sigue cobrando y viviendo en una suite de lujo a costa del Gobierno de España.

Ahora, el partido de este señor, acusado de corrupción y de robar dinero de los contribuyentes para financiar ilegalmente a su Partido, ha llegado a un acuerdo con la Justicia para devolver el dinero robado y librar de la cárcel a los ladrones. Y seguirá cobrando y viajando a costa del Gobierno español y en su suite madrileña como si tal cosa. Además, el dinero que ha acordado devolver el Partido de los ladrones con toda probabilidad será dinero de los contribuyentes entregado al Partido de los ladrones como subvenciones del Gobierno. Así que puede decirse que el Partido de los ladrones pagará con el mismo dinero robado y que ese dinero tarde o temprano volverá a las arcas del Partido ladrón.

También, el Partido pagará parte de la multa impuesta a los ladrones, es decir, los contribuyentes pagarán parte de la multa impuesta a los ladrones.

El proceso contra los ladrones demoró catorce años. Es evidente que los responsables de juzgar a los ladrones hacían todo lo posible para que el caso se fuera a la mierda y de esta manera proteger a los ladrones y al partido de este político Duran y a Duran.

Y luego hablan aquí de repúblicas bananeras.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011