1290

La dictadura cubana ha entregado a Carromero, aquel que estuvo en el asesinato de Oswaldo Payá y Harold Cepero, al Gobierno español. El Gobierno español se ha comportado de una manera vil y cobarde como siempre los gobiernos españoles ante los asesinos que gobiernan la isla. Nada nuevo.

Ahora Carromero, que no hay que olvidar que es un hombre del partido (del Partido Popular) acatará el acuerdo entre el gobierno de España y los Castro. ¿Y que acuerdo puede ser ese? El acuerdo de que Carromero se calle la boca y suelte la versión oficial del “accidente”. Y a la calle, y de vuelta al seno acogedor del Partido.

Y encima de ese montón de mierda, tengo que soportar además a un tal González desde la isla pavorosa. Cuando no es un González es un Vicent pero los corresponsales españoles en Cuba son primero papagayos de los Castro y después y sólo después, periodistas. Pragmatismo en la tormenta, titula El Mundo: será la tormenta de cagaleras del Gobierno español.

Acaba el año y en lo que concierne a la isla pavorosa, el racismo la cobardía el cinismo y la complicidad con el crimen de gran parte del mundo, se mantiene inalterable.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011