1255

Vamos al acto de cierre de campaña de Ciutadans. Dos teloneros de lujo, los periodistas Arcadi Espada y Xavier Pericay. Ese clima ciudadano de los actos de Ciutadans. Ni una bandera. Ni una alusión a la Patria ni a los Enemigos de la Patria por el contrario camaradería con el resto de España y nada de resquemores sólo deseo de trabajar juntos por un futuro mejor.

Ciutadans es una grieta en el muro de la mentira nacionalista.

Esta noche ochocientas personas aplaudimos y apostamos por la concordia y la unidad y rechazamos el regreso a la tribu y la exaltación de la corrupción y el caciquismo en nombre de la Patria y de una ideología mafiosa y sentimental.

Sube Albert Rivera al escenario y habla de servir. Todavía parece aquel muchacho franco de los primeros años. Lo que más disfruto es que no habla en nombre del pueblo. Si quieres identificar a un farsante es muy fácil: habla en nombre del pueblo.

Ni una bandera. Ningún mesías. Ningún pueblo. Sólo ciudadanos.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011