1248

Como ya les he dicho, estos días leo a Steven Pinker. En su nueva obra, The better angels of our nature, descubro momentos estelares de la historia de la humanidad. E incluso descubro grandes momentos civilizadores del colonialismo.

Este. Charles Nieper, comandante en jefe del ejército británico en la India, responde a los que se quejan de la abolición del sati (una costumbre en virtud de la cual la viuda se arrojaba a la pira funeraria del esposo): “Decís que tenéis la costumbre de quemar viudas. Muy bien. Nosotros también tenemos una costumbre: si alguien quema a una mujer viva, le ponemos una soga al cuello y lo ahorcamos. Preparad vuestra pira funeraria; al lado, mis carpinteros construirán una horca. Podeís seguir con vuestra costumbre, nosotros seguiremos con la nuestra”. Habían muerto quemadas 200.000 mujeres indias entre la Edad Media y 1829 cuando los ingleses pusieron fin a la salvajada.

Qué hermoso momento colonial.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011