1239

Las tribus de España necesitan desesperadamente un terreno común. Pero. Por el momento, parece imposible convencer a las tribus de que la tribu no es más que oscurantismo y precivilización. Hace falta un terreno común donde cada tribu pueda conservar su porción de folclor y salvajismo (no nos engañemos, la tan cacareada Identidad no es más que añoranza del mono y el clan) al tiempo que convive con otras tribus y todas continúan civilizándose en paz.

Ese terreno común es lo español.

Tuvieron su oportunidad los políticos españoles al fin de la dictadura de Franco. Pero en vez de crear y fortalecer un terreno común para todas las tribus lo que hicieron fue ceder parcelas de poder a cada tribu. Parcelas de poder en las que cada tribu se reafirmó en su tribalismo. La llamada Transición fue algo bien intencionado, pero sin dudas favorecedor del oscurantismo tribal. Tan favorecedor de ese oscurantismo que entregó a las tribus el control de las escuelas. ¿Y qué hicieron las tribus? Pues las tribus convirtieron las escuelas en fábricas de desprestigio y aniquilación del terreno común.

Ya sé que lo español hoy por hoy no es gran cosa, apenas existe. Pero me temo que es el único terreno civilizador que va quedando a las tribus de España.

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011