1228

Soberanistas llaman en los diarios a los separatistas. No son soberanistas, son separatistas. Pero a los diarios les gusta la novela y la literatura. La primera batalla que han ganado los separatistas es la batalla de las palabras. Y han conseguido grandes cosas. Que todo el mundo se trague lo de “país”, cuando de lo que se habla es de una región o provincia de España. Por ejemplo. Y en la cima de las engañifas lo de Inmersión Lingüística, cuando está claro que no es más que lavado de cerebro y fábrica tribal.

Soberanista suena bien. Es una palabra que automáticamente relacionamos con un noble empeño. Con algo romántico, cercano a la gallardía y a la épica. Separatista es más exacto, pero menos novelístico.


Por otro lado, ayer perdió en el llamado país vasco su escaño de diputada la hermana de Miguel Ángel Blanco. En Álava, 74.140 vascos prefirieron votar por cómplices y por compañeros de viaje de los asesinos de su hermano.

La verdad es que no creo que exista el pueblo, pero si existiera ¡qué asco!

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011