1023

Esta foto ha ganado un premio. Bien, es una excelente foto. Leo lo que dicen los periódicos. Por leer hasta leo una entrevista con el fotógrafo que hizo la foto. Todos hablan de ternura, de piedad, de recogimiento, de “entereza brutal”.

Tonterías.

Nadie menciona lo único que importa de la foto: el contraste entre el cuerpo desnudo del hombre y el cuerpo cegado de la mujer. El cuerpo de la mujer embutido en su traje de esclava. La foto está cargada de simbolismo. Cierto. El que emana de la figura de la mujer borrada que abraza al hombre. ¡Y desnudo! Nada vemos de la mujer, en su rostro podría estar sucediendo cualquier cosa. Nadie menciona que si la mujer hubiera estado vestida como un ser humano la foto sería una foto más.

Y esto es lo que sale de la boca del fotógrafo: “Estamos acostumbrados a ver a mujeres llorando en las imágenes que nos llegan del mundo árabe. Esta foto muestra algo diferente. Ella no llora ni grita, sostiene al familiar entre sus brazos mientras espera a ser atendida. Refleja la fortaleza de la mujer. No es tan raro. Creo que la imagen que tenemos en los países de Occidente de la mujer del mundo árabe como una persona oprimida no es del todo cierta”.

Es decir que se puede hacer una excelente foto sin verla.


Cortesías

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2011